Monitor del Seguro

Sin ellas, el ratio SCR se re­du­ciría en 39 puntos por­cen­tuales hasta el 197%

La importancia para el seguro de las medidas de garantías a largo plazo

Las pro­vi­siones de las firmas que aplican el ajuste por ca­sa­miento su­ponen el 56% del mer­cado

Sin título
Aseguradoras españolas.

Nadie pone en duda la sol­vencia del se­guro es­pañol. Según los úl­timos datos que ma­neja Eiopa, el por­cen­taje de fondos pro­pios sobre el SCR se sitúa en el 236%. El SCR (capital de sol­vencia obli­ga­to­rio) es el ca­pital que una ase­gu­ra­dora debe tener dis­po­nible para so­bre­vivir a los riesgos cal­cu­lados en Solvencia II. Un ratio in­fe­rior al 100% sig­ni­fica que la ase­gu­ra­dora no cumple con las exi­gen­cias; y un ratio por en­cima del 100% re­fleja la exis­tencia de un ex­ceso de fondos o fondos li­bres (no vin­cu­lados a la co­ber­tura de com­pro­misos del pa­si­vo).

Ahora bien, el sector asegurador español debe estar muy pendiente de la revisión que se espera que se realice en 2020 de las medidas de garantías a largo plazo (LTG) porque de ellas depende en buena medida ese buen resultado. Estas medidas reducen las exigencias regulatorias de capital en el caso de acogerse a las mismas. De hecho, sin ellas el ratio SCR se reduciría en 39 puntos porcentuales (pp) hasta el 197%, un resultado todavía más que aceptable, pero notablemente inferior.

Una de esas medidas tiene carácter transitorio con el objetivo de facilitar un aumento progresivo en el tiempo de las mayores exigencias de capital que impone Solvencia II, por lo que es especialmente importante tenerla en cuenta, ya que acabará desapareciendo. Se trata de la medida transitoria de provisiones técnicas, que se podrá aplicar durante un periodo de 16 años a partir de la entrada en vigor de Solvencia II (2016).

Esta medida la están usando 162 compañías en 11 países europeos, que representan el 24% de las provisiones técnicas del seguro en Europa. En España, según los datos del tercer informe sobre las medidas relativas a los productos con garantías a largo plazo recientemente publicado por Eiopa, se han acogido 23 (22 según el informe anterior), la tercera cifra más elevada por detrás de Alemania (58) y Reino Unido (27).

En el caso de que la norma no permitiese esa corrección transitoria de las provisiones, el ratio de solvencia del seguro español se reduciría 18 pp hasta el 218%. Si lo que tenemos en cuenta son los resultados no del conjunto de la industria sino solo de aquellas entidades españolas que han aplicado esta medida, el ratio de este grupo de compañías se reduciría del 262% al 191%, 71 pp.

Además, hay otra medida LTG especialmente importante para las aseguradoras españolas, el ajuste por casamiento (matching adjustment), por la que los productos de Vida ‘se casan’ con activos de igual rentabilidad y vencimiento inmunizando a la entidad frente a la volatilidad de los diferenciales de crédito. Si no se utilizara esta técnica esa volatilidad afectaría a los fondos propios de las compañías.

Solo hay dos países en los que las entidades utilizan esta medida, y uno de ellos es España. En concreto, lo usan 34 compañías, 15 españolas y 19 británicas. En el caso de España, las provisiones técnicas de las entidades que aplican el ajuste por casamiento representan un 56% del total del mercado doméstico (en Reino Unido, el 53%), lo que da idea de la importancia para la industria del casamiento de flujos.

Si se eliminara esta medida, el ratio de solvencia del seguro español se reduciría del 236% al 217%, 19 pp. En el caso de la solvencia solo de las entidades que usan el matching, el ratio de solvencia se reduciría del 249% al 170%, en 79 puntos, los mismos que descenderían en el caso de las entidades británicas, pero la situación de las aseguradoras del Reino Unido sería mucho peor, ya que en este caso el ratio de SCR se situaría por debajo del 100%, en el 75%.

Según la Directiva Solvencia II, es posible aplicar simultáneamente la medida transitoria de provisiones técnicas y la del ajuste por casamiento, algo que hacen 10 aseguradoras españolas, con una cuota de mercado nacional del 29%.

El análisis muestra la importancia que tiene para la posición financiera de las aseguradoras españolas estas medidas relativas a los productos con garantías a largo plazo, sobre todo en el caso del matching, que se incorporó en última instancia al marco regulatorio de Solvencia II. Es de esperar que en la revisión de 2020, en la que se analizará el efecto de las medidas LTG en las estrategias de inversión a largo plazo, la situación se mantenga, sin perder de vista el hecho de que España se queda sola en su defensa del ajuste por casamiento con Reino Unido fuera de la Unión Europea tras el Brexit.

Artículos relacionados