Dos fondos in­ter­na­cio­nales ac­cio­nistas ame­nazan con ac­ciones le­gales si no di­mite antes del lunes pró­ximo

El consejo de administración del BBVA plantea a Torres el cese de FG en la presidencia de honor

El pre­si­dente del banco trata de tran­qui­lizar a una plan­tilla in­quieta por las re­ve­la­ciones

Carlos Torres
Carlos Torres

Se ace­lera la crisis in­terna del BBVA por las re­ve­la­ciones pe­rio­dís­ticas sobre los en­cargos de es­pio­naje irre­gu­lares en­car­gados al ex co­mi­sario José Villarejo por parte de Francisco González en sus casi 20 años como pre­si­dente. Varios miem­bros del con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción de la en­tidad han plan­teado al pre­si­dente del banco, Carlos Torres, el cese del ac­tual pre­si­dente de ho­nor, ante la gra­vedad de las re­ve­la­ciones en torno a sus ac­ti­vi­da­des. El banco ha am­pliado el campo de la in­ves­ti­ga­ción in­terna.

Capitalmadrid.com reveló el pasado viernes (ver abajo la información relacionada con este artículo) que la presidencia del banco estaba presionando a Francisco González para que dimitiera de inmediato tras la publicación por varios medios (moncloa.com y el confidencial.com) de los resultados materiales de espionaje, encargados por Francisco González al comisario Vallejo. El banco ya admitió el jueves pasado que había abierto en junio de 2018 una investigación interna sobre el asunto y otra externa, encargada al despacho Garrigues.

Este lunes, una carta enviada por Torres a los empleados denota la preocupación por el coste en reputación e imagen del escándalo para el banco. Dos fondos internacionales accionistas de la entidad, según fuentes contrastadas, habrían pedido explicaciones a la entidad y estarían amenazando con emprender acciones legales internacionales contra el BBVA y Francisco González por presunta administración desleal.

En su carta, Torres explica que se ha ampliado el abánico de la investigación al comprobarse de forma positiva que los encargos fueron realizados, ejecutados y abonados por la entidad. También se ha sabido que la investigación interna puede estar mediatizada por estar dirigida por el hombre de más confianza de FG durante la presidencia ejecutiva del ahora presidente de honor. Se trata de Joaquín Gortari, ex director del gabinete de Presidencia, al frente de la comisión de auditoria interna, junto a Arbizu.

La carta enviada a todas las sucursales del BBVA por parte del presidente es reveladora y denotaría, según fuentes internas, la preocupación que existe en la entidad y que se ha trasladado a los empleados. En medios de los órganos reguladores, tanto en España como en el entorno del BCE en Frankfurt se estaría presionado al BBVA para que adopte medidas inmediatas, medidas que el pasado viernes un portavoz del banco consideró que no eran urgentes.

El banco tiene previsto reunirse el próximo lunes, día 21 de enero, en su reunión mensual. Será la primera a la que no acuda Francisco González desde hace casi 20 años. Muchos analistas y algunos accionistas significativos consideran que la dimisión de Fg se producirá antes de reunirse el consejo, a efecto de evitar su cese.

Artículos relacionados