El re­gu­lador man­tuvo por esta causa un duro en­fren­ta­miento con el Ejecutivo de Rajoy

Sánchez devuelve la independencia que Marín reclamaba para la CNMC en materia energética

El Gobierno se en­fren­taba a una de­manda y a una fuerte san­ción del Tribunal de Justicia de la UE

Resultados: CNMC
José M. Marín Quemada, CNMC.

El Gobierno y la CNMC han se­llado la paz una vez que el Ejecutivo ha de­vuelto al or­ga­nismo re­gu­lador las atri­bu­ciones que le ha­bían sido arre­ba­tadas por el an­te­rior equipo ener­gé­tico de Mariano Rajoy. Instado por la propia Comisión Europea, el Ministerio para la Transición Ecológica ha res­ta­ble­cido lo que marcan las Directivas co­mu­ni­ta­rias de 2009/72 y 2009/73 y que no es otra obli­ga­ción que dotar a la CNMC de la in­de­pen­dencia que la CE es­ta­blece para el ejer­cicio de sus fun­cio­nes.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. organismo que preside José María Marín Quemada, recupera así lo que el derecho legislativo comunitario establece para este tipo de organismos en materia energética. El Gobierno se enfrentaba a una posible demanda por parte de la Comisión Europea ante el propio Tribunal de Justicia de la UE y a una fuerte sanción, por lo que a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, no le ha quedado otra que regularizar la situación que había generado el anterior equipo energético del PP.

En un comunicado emitido por el propio Ministerio, se considera que, con el Real Decreto Ley aprobado en el pasado Consejo de Ministros “se pone fin a esta situación, realizando un reparto respetuoso en el derecho comunitario y que dota a España de un marco regulatorio que garantiza a la CNMC la independencia necesaria para el ejercicio de sus funciones”.

Amenaza de recurso y sanción de la UE

Según reconoce el propio Ministerio, en septiembre de 2106 la Comisión Europea emitió -tras iniciar de oficio una investigación- un Dictamen Motivado concluyendo que las Directivas anteriormente señaladas se habían traspuesto “incorrectamente” al ordenamiento jurídico. “Dado el tiempo transcurrido desde su emisión, resulta urgente realizar este ajuste legislativo pues cabe la posibilidad de que la Comisión presente un recurso de incumplimiento ante el Tribunal de Justicia de la UE”, señala.

Asimismo, admite que la incorrecta trasposición de las directivas de mercado ha provocado una “importante litigiosidad” ante el Tribunal Supremo entre la CNMC y el Gobierno, “que resulta perjudicial para el interés general y que conlleva incertidumbre jurídica”.

El nuevo reparto de funciones asigna a la CNMC la aprobación de la estructura, metodología y los valores concretos de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución de gas natural y electricidad y a las plantas de gas natural licuado. De igual forma, la Comisión está facultada para aprobar las retribuciones de transporte y distribución de gas y electricidad. También se encargará de la retribución del operador del sistema eléctrico y del gestor del sistema gasista.

Prioridades estratégicas del Gobierno

Igualmente, será de su competencia la metodología y condiciones de acceso y conexión a las redes de transporte y distribución de electricidad y gas natural. Ahora bien, según establece la Constitución Española, la CNMC deberá tener siempre en consideración las prioridades estratégicas que marque el Gobierno en materia energética.

Estas prioridades abarcarán aspectos tales como la seguridad e independencia del suministro, la seguridad pública, la sostenibilidad económica y financiera de los sistemas eléctrico y gasista, la calidad del aire, la lucha contra el cambio climático, la gestión y desarrollo de los recursos nacionales, gestión de la demanda y de las elecciones tecnológicas futuras y la utilización racional de la energía.

El Gobierno determinará además los criterios y procedimientos que la concesión de acceso y conexión de acceso deba satisfacer para el cumplimiento de los objetivos de política energética y penetración de las energías renovables.

Una vieja reivindicación

Desde su nombramiento, el actual presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, ha venido reclamando más independencia y competencias para el organismo regulador. “Demos a las empresas un organismo institucional fuerte. El núcleo de todo está en las competencias del supervisor”, ha declarado en más de una ocasión cuando gobernaba el PP.

“Cuanto más competencias y mejor supervisados estén los mercados mejor les va a ir al ciudadano, a las empresas, a los Gobiernos y a España. Nosotros estamos en eso”, señaló Marín en unas jornadas sobre energía en presencia de empresarios y directivos energéticos.

Y es que, para Marín Quemada, el núcleo de toda la cuestión está en las competencias que se le dan al supervisor. “Es indispensable tener reguladores fuertes e independientes, al margen de las políticas, enfocados al interés general y amparados en el rigor de sus actuaciones”, comenta.

El presidente del organismo supervisor sostiene que en Europa “el modelo está claro” desde hace tiempo, mientras que en España la CNMC está todavía a la espera de recibir competencias que le corresponden por derecho comunitario, como, por ejemplo, el espectro radioeléctrico o la determinación de los peajes eléctricos, por la que Bruselas abrió un expediente al Gobierno. “España se está quedando rezagada en esos procesos y, comparado con los 28, está más lejos de donde quisiéramos, y más cerca de donde no quisiéramos”, dijo hace meses cuando todavía gobernaba el ex presidente Mariano Rajoy.

Con la aprobación de este Real Decreto Ley, la CNMC recupera su independencia como regulador del mercado de electricidad y gas natural que desde hace cuatro años venía reclamando su presidente. “Con este nuevo reparto competencial, España adopta un marco regulatorio e institucional claro y predecible, que otorga seguridad jurídica a los ciudadanos y agentes del sector energético”, señala el Ministerio para la Transición Ecológica.

Artículos relacionados