Los es­pe­cu­la­dores contra ten­dencia au­men­taron un 10% en 2018

Los bajistas no confían en el rebote y esperan más castigo en las empresas españolas

Las po­si­ciones cortas au­mentan aún más con las úl­timas subidas en la bolsa

Empresas
Especuladores.

El cambio de signo en las bol­sas, de­bido a un mayor des­cuento por parte de los in­ver­sores de que Estados Unidos y China acer­carán pos­turas en el te­rreno co­mer­cial, pa­rece que no ha cam­biado la di­ná­mica por parte de los ba­jis­tas. Si el año pa­sado au­men­taron sus po­si­ciones es­pe­cu­la­ti­vas, pa­rece ser que este ejer­cicio aún man­tiene esa tó­nica sobre las em­presas es­paño­las. Y es que con­si­deran que estos re­puntes son opor­tu­ni­dades de cara a sus es­ti­ma­ciones para este año.

Los llamados “hedge funds” están esperando pacientemente más descensos para el mercado español en este 2019. El Ibex 35 ha reducido su valoración y hay muchas gestoras que lo ven muy barato, pero esa visión tiene el contrapunto de estos inversores que durante el pasado ejercicio ya golpearon a muchos títulos españoles como fue el caso de DIA o OHL con resultados positivos para sus intereses propios.

En general se observa que los bajistas apuestan por las caídas generalizadas de la bolsa española, además de incidir en algunas compañías en las que no confían por las estrategias que están llevando a cabo. Eso justifica el aumento de las posiciones cortas del 10% durante el pasado año, o el mantenimiento de esas apuestas en este 2019 que aún está en ciernes.

Precisamente, durante el último rebote, como así confirman dos gestores con relaciones dentro del universo de los “hedge funds”, los bajistas y los estrategas “long-short” han aprovechado “este soplo de aire fresco del selectivo español para aumentar más sus posiciones cortas”, debido a que su previsión para la evolución del parqué español aún “no es optimista”.

Por eso, consideran que pueden seguir obteniendo rendimientos y no han levantado sus posiciones en muchas de las cotizadas, sino más bien lo contrario. La incertidumbre con el Brexit, la política monetaria, la posibilidad de que llegue la recesión a Estados Unidos, o la incansable guerra comercial son catalizadores adversos que aún, a su juicio, “pueden seguir castigando a una bancarizada bolsa española”.

De esta forma, las posibilidades de que las posiciones cortas dentro del capital de las compañías españolas se mantengan o aumenten son bastante elevadas, al menos durante el primer trimestre del año. Tanto es así, que la tendencia hace que se prevea que sumen en torno a un 2% más sobre los niveles en los que se encuentran en la actualidad, que son ya de bastante entidad.

Los valores preferidos por los especuladores

Al margen de que las grandes dificultades que ya ha atravesado y las caídas registradas, todavía DIA se encuentra como el activo preferido por parte de los cortos, con un 15,55% del capital que se encuentra bajo sus manos. De los 280 millones de dólares de valor de mercado que tiene la cadena de supermercados, la posición ascendería a unos 40 millones de euros. Lejos de los centenares de millones apostados meses atrás, pero reseñable.

También se mantiene en esta merienda bajista OHL, con un 8,82% del capital, que representa unos 20 millones de euros sobre su capital total. El grupo de Villar-Mir no ha levantado cabeza desde hace tiempo y los “hedge funds” piensan que aún puede alargar su agonía sobre los mercados.

Excediendo el 7% se encuentran Neinor Homes y Cellnex. Los dos acumulan volúmenes de posiciones cortas en su capital de unos 80 millones y 400 millones, aproximadamente. Mientras, Técnicas Reunidas, posee un porcentaje elevado de especuladores bajistas, superando el 6%.

Lo llamativo ya no es que se puedan reducir en número de posiciones cortas durante los próximos meses, sino que estas compañías podrían sufrir nuevos ataques ahora que se ha producido un rebote sobre los mercados. El primer trimestre del 2019 se presume bastante activo en cuanto a los movimientos por parte de los “hedge funds”.

Artículos relacionados