DESDE EL PARQUET

Bancos, rumores de fusiones

El sector ban­cario no ha ter­mi­nado de di­gerir aún el re­ciente pro­ceso de con­cen­tra­ción for­zado por la crisis fi­nan­ciera de 2008 y los ex­pertos em­piezan a au­gurar ahora un nuevo ciclo de in­te­gra­cio­nes.

Los analistas del banco suizo UBS creen que la tóxica combinación de bajas tasas de interés en Europa y el aumento de los préstamos deteriorados obligará a las entidades financieras a seguir reagrupándose para poder sobrevivir.

Las operaciones corporativas en el sector han caído a cerca de mínimos históricos en este ejercicio. Situación que debería cambiar, según UBS, ya que la rentabilidad de los bancos europeos continúa bajo una presión significativa con un alto riesgo de crecimiento de la mora, principal caballo de batalla del sector en los últimos años.

Las entidades se enfrentan a un probable aumento de préstamos incobrables y su supervivencia depende cada vez más de que el Banco Central Europeo empiece a normalizar su política monetaria con alzas en sus tasas de interés para recuperar sus ingresos.

Al respecto, los analistas de la firma han señalado en un reciente informe a sus clientes que “los retornos del sector bancario podrían caer materialmente desde los niveles actuales, dejando vulnerables los planes estratégicos, los precios de las acciones y el sistema financiero". Circunstancia que podría haber estado justificando el duro castigo sufrido por la banca en el mercado a lo largo del mes de agosto.

Una presión que aumentará significativamente en los próximos meses, lo cual está alimentando además las especulaciones en los mercados sobre los próximos movimientos a seguir por los grandes bancos, sobre todo tras la fuerte caída de las valoraciones.

Desde hace tiempo se viene especulando de hecho con la posible fusión entre el Deutsche Bank y el Commerzbank, mientras que en Italia, el país con más activos malos de Europa, se habla de Unicredit como cabeza de cartel ante posibles operaciones. En España, la situación parece más tranquila tras las recientes operaciones de Santander y Caixabank, y con el BBVA y Bankia más preocupado por resolver situaciones internas de negocio.

Aún así, los expertos creen que en cuanto caiga la primera ficha de dominó todas irán detrás para no perder el tren, aunque el principal hándicap para ello será precisamente la falta de liquidez.

Artículos relacionados