Los ana­listas no se atreven a poner lí­mites ni a hacer re­co­men­da­ciones claras a la baja

Amadeus: un rally bursátil en espera de consolidación

La compra de TravelClick y su subida libre en Bolsa la han lle­vado en vo­landas al EuroStoxx5

Amadeus
Amadeus

Amadeus es la quinta com­pañía del Ibex 35 es­pañol con un mayor precio sobre be­ne­ficio (PER). Es el valor que más ha subido en lo que va de año y acaba de ser con­fir­mada como nuevo miembro del se­lec­tivo eu­ropeo EuroStoxx50, donde en­trará el pró­ximo 24 de sep­tiem­bre. En Bolsa las ca­sua­li­dades no existen y los ana­listas tratan de buscar ex­pli­ca­ciones para este rally. Y con ra­zón.

Lo de la central de reservas es un rally al que casi nadie se atreve a poner límites y que tampoco casi nadie se atreve a romper con recomendaciones negativas. Su apuesta por la tecnología integradora y la diversificación parece que tienen mucho que ver.

Las cifras de Amadeus en Bolsa son apabullantes. En lo que va de año ha subido más de un 32%, lo que la convierte en el valor con mayor revalorización del Ibex35. Desde que regresó a Bolsa en 2010 ha multiplicado por 7 veces su precio y ahora se dispone a debutar en el EuroStoxx50, lo cual le dará mayor visibilidad en los mercados internacionales y entre los fondos que invierten en valores de renta variable.

¿Quiere decir eso que volverá a subir? No necesariamente. Incluso hay algunos inversores que, según fuentes del mercado consultados por Capitalmadrid, han comenzado a recoger algunos beneficios después de meses de subida ininterrumpida del valor.

Esa estrategia podría explicar, según las mismas fuentes, las últimas caídas de Amadeus, que marcó máximos a últimos de agosto y que no ha logrado (hasta el cierre del 5 de septiembre) sobrepasar el listón de los 81 euros, descendiendo incluso por debajo de los 77 euros.

De acuerdo con las opiniones recopiladas por Reuters, las recomendaciones de compra y mantener la acción de Amadeus en la cartera de inversión permanecen prácticamente sin variación en los últimos meses, a pesar de que el valor superó con creces a partir del verano último el precio objetivo de 70 euros marcado con anterioridad por el consenso del mercado.

Ahora, las opiniones recogidas por Reuters marcan ya un listón ligeramente por encima de los 80 euros. Uno de los últimos grandes en hacerlo fue el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, que el 25 de junio pasado elevó el precio objetivo desde los 78 hasta los 85 euros por acción, lo que suponía en aquel momento un potencial alcista del 23%.

Diversificación

El detonante de las subidas veraniegas fue la adquisición de TravelClick (ver Capitalmadrid de 28 de agosto de 2018). La operación se cerró en poco más de 1.330 millones de euros, valoración que se sitúa muy por debajo de la que manejaban muchos expertos justo antes de la compra. Esta adquisición dobla la capacidad de Amadeus en clientes de reservas de hoteles, que pasa de 26.000 a 53.000 de un plumazo.

El único inconveniente es que para financiarla ha tenido que pedir un préstamo puente de mil millones de euros con vencimiento a un año y seis meses de prórroga negociables, pero que muy probablemente no llegará a su fecha límite, ya que la propia compañía ha transmitido que piensa refinanciarlo con bonos. De hecho, ya ha preparado todo para emitir tres series de 500 millones cada una.

El préstamo puente va a elevar el endeudamiento del grupo hasta 1,7 veces su beneficio bruto de explotación (Ebitda), pero Amadeus prevé acabar 2018 con una ratio de entre el 1% y el 1,4%. Eso quiere decir que, una vez consolidadas las cuentas de TravelClick, la propia caja de la sociedad adquirida reduzca la deuda neta total y produzca un recorte en el apalancamiento.

Desde el punto de vista del negocio, la actividad de TravelClick se desarrolla prácticamente en todo el mundo, pero con un peso importante de Norteamérica, donde tiene el 57% de su mercado. Su segunda región geográfica en importancia es la formada por Europa, Oriente Medio y África (EMEA), donde concentra un 23% de la actividad, y le siguen Asia-Pacífico (13%) y Latinoamérica (7%).

Además, esta adquisición consolida la posición de Amadeus en el segmento de hoteles independientes y cadenas de tamaño mediano, que reducen el peso relativo de las de hoteles de lujo. Si nada se tuerce, esta compra hará crecer el Ebitda del grupo entre un 10% y un 30% en los próximos años, sumando a la actividad actual de Amadeus un incremento de esas magnitudes previstas por la propia TravelClick.

Las cifras proporcionadas a los analistas señalan que el margen del beneficio bruto de explotación sobre la facturación pasará del 41% al 40% en los primeros momentos de la integración, pero aún así el beneficio por acción crecerá del 2,64% al 2,71% ya desde el inicio, lo cual es una buena noticia para los accionistas del grupo.

Tecnología y consolidación

Junto a esta diversificación en el modelo de negocio, ampliando su campo de acción en hoteles, Amadeus no olvida sus orígenes ni su futuro y sigue insistiendo en el mundo de las líneas aéreas. Para ello lleva tiempo desarrollando un sistema denominado New Distribution Capability (NDC), que en palabras del director general de la compañía en una entrevista para Nexotur, supone un nuevo protocolo tecnológico para dar servicio a las compañías aéreas, las agencias de viajes y los portales de búsquedas de vuelos (GDS).

En los últimos meses, Amadeus ha estado trabajando en este proyecto para IAG (British Airways, Iberia, Vueling y Air Lingus) y acaba de sumar a American Airlines, después de haber conseguido firmar también contratos con American Express Global Business Travel (GBT) y Carlson Wagonlit Travel (CWT).

Esta apuesta por la innovación tecnológica es una de las variables mejor consideradas por los analistas, algunos de los cuales siguen viendo alto el precio de Amadeus, que con sus 31,18 veces su beneficio (con cotización al cierre del 5 de septiembre de 2018), es la quinta compañía con mayor PER del Ibex 35, después de Cellnex, Colonial, Técnicas Reunidas y Ferrovial.

Precisamente ese alto precio de entrada es lo que echa para atrás a algunos expertos a la hora de recomendar la compra de acciones del grupo. Pero todo dependerá de cómo respondan las cuentas a los retos que se ha plantado. No hay duda de que Amadeus es la estrella del momento, pero le queda la consolidación definitiva en un mercado lleno de sobresaltos diarios.

Artículos relacionados