Monitor del Seguro

Vida Ahorro flojea pero se mo­dera la caída de primas y crecen las pro­vi­siones

Algo de luz (poca) al final del túnel

Más de la mitad del sector cierra el se­mestre con des­censos de in­gresos por la venta de pó­lizas

Seguro
Seguro

El se­guro de Vida con­tinúa sin le­vantar ca­beza. El vo­lumen de primas re­cau­dado sumó 15.501 mi­llones en el primer se­mes­tre, con un des­censo del 4,45%. Frente a la evo­lu­ción de los in­gresos por estas pó­li­zas, el ahorro ges­tio­nado au­menta, pero la des­ace­le­ra­ción es pa­tente. Según los úl­timos datos de ICEA re­co­pi­lados por Unespa, las pro­vi­siones téc­nicas del se­guro de Vida as­cen­dieron en el primer se­mestre a 186.498 mi­llo­nes, un 2,55% más en tasa in­ter­anual, frente al cre­ci­miento del 5,10% del mismo pe­riodo an­te­rior.

Que las cosas no van del todo bien lo muestran los datos generales del sector, y también los de las entidades. Ha habido 25 grupos aseguradores que han acabado el primer semestre con descensos de primas, es decir casi la mitad del total (52 grupos), el 48%. Un año antes eran 19 (de 50 grupos), el 38%.

Entre las compañías que han visto como caían los ingresos por la venta de pólizas las hay de todos los tamaños, incluso la entidad líder del ranking, VidaCaixa (-19,92%), y otras que forman parte del selecto club del ‘Top 10’ de Vida, como BBVA Seguros (-19,55%), Generali (-17,19%) y Grupo Catalana Occidente (-5,25%). En total, estos grupos que no han logrado crecer en los seis primeros meses del año en primas de Vida representan más de la mitad de la facturación del sector, el 51,05%.

De la otra mitad de la industria que sí ha conseguido avances en facturación destaca el incremento de primas de Santalucía. Un 482,29% han aumentado los ingresos de este grupo por la venta de pólizas de Vida, un porcentaje engordado por la incorporación al grupo de Aviva Vida y Pensiones (ahora Santalucía Vida y Pensiones), Caja España Vida y Unicorp Vida.

Si lo que se tienen en cuenta son las provisiones la cosa pinta algo mejor. El 57% de los grupos (29 de 51) ha logrado incrementar el ahorro gestionado en seguros de Vida, liderando el crecimiento de nuevo Santalucía, con un avance del 276%. El 43% restante ha sufrido en el primer semestre descenso de provisiones, entre ellos, de nuevo, algunos de los grupos más potentes del sector en Vida, como BBVA Seguros (-4,47%), Generali (-1,65%), Mapfre (-0,28%) y Santander Seguros (-0,27%).

El lastre del seguro de Vida es actualmente el segmento de Ahorro, con un descenso de primas del 7,25%. No obstante, hay que destacar que si bien el dato de facturación no es bueno, la evolución no puede considerarse del todo mala. Tres meses antes, en marzo, el descenso de primas en tasa interanual era del 17,23%. Además, el crecimiento de las provisiones técnicas se ha acelerado ligeramente. En el primer trimestre el ritmo de avance era del 2,03% y ahora es del 2,48%.

Por productos, pocas novedades respecto a las tendencias observadas desde hace un año. El motor del crecimiento de las provisiones técnicas de los seguros de Vida Ahorro siguen siendo las rentas vitalicias aseguradas, que ganan terreno como sistema de previsión complementario. A cierre del pasado junio, 22.144 personas mayores de 65 años transformaron el dinero logrado con la venta de algún elemento patrimonial (una segunda vivienda, fondos de inversión, acciones...) en una fuente garantizada de ingresos de por vida, con un crecimiento de las provisiones técnicas del 73,51%. También han evolucionado muy bien los Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (Sialp), con un crecimiento del 34,87%, y los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS), con el 12,84%. En cambio, los Planes de Previsión Asegurados (PPA) y los Unit Linked continúan perdiendo ahorro gestionado, un 3,39% y 3,67%, respectivamente.

La flojera del seguro de Vida Ahorro contrasta con el impulso que han tomado en los últimos meses los seguros de Vida Riesgo, que crecen en primas a un ritmo del 11,39% y en provisiones del 4,62%, en tasa interanual. En esta positiva evolución ha contribuido el seguro individual, con un incremento de las provisiones del 5,97%; pero también el seguro colectivo, lo que es una novedad: el ahorro gestionado por el seguro de Vida Riesgo colectivo se ha incrementado un 1,34%, un porcentaje discreto, pero hay que tener en cuenta que un año antes caía a un ritmo del 9,31%.

Otra forma de ver la evolución del seguro de Vida es analizando la marchan de los asegurados, datos que confirman el empeoramiento del negocio. Son 29,7 millones los asegurados por la industria, un 0,22% más frente al crecimiento del 4,04% de hace un año. En cualquier caso, conviene destacar que el descenso de asegurados en el segmento de Ahorro se ha moderado desde el 1,58% del primer semestre de 2017 al 0,94% de los seis primeros meses de 2018; mientras que en Vida Riesgo lo que se ha moderado es el crecimiento, del 6,93% al 0,12%. Por modalidades, el seguro individual sigue sumando asegurados, aunque a menor ritmo (1,79%), y el colectivo los pierde (-6,54%).

El seguro de Vida, por tanto, sigue lastrado por la evolución del ramo de Ahorro, sobre el que pesa el poco atractivo de unos productos a los que les está sentando muy mal el contexto de bajos tipos de interés y la volatilidad de los mercados de renta variable. Sin embargo, algo de luz se empieza a ver al final del túnel, aunque, de momento, alumbre poco. El ritmo de descenso de las primas se ha moderado en los últimos meses y el avance de las provisiones técnicas se ha acelerado ligeramente. No obstante, mucho tienen que cambiar las cosas para que el año acabe en positivo, aunque sea por lo mínimo. En el sector se esperan caídas de más del 5% de las primas en Vida Ahorro.

Artículos relacionados