El con­se­jero de­le­gado des­carta pre­siones po­lí­ticas en su tras­la­dado a Alicante

Guardiola defiende el cambio de sede del Sabadell ante el independentismo

Reconoce que la de­ci­sión tuvo "elementos emo­cio­na­les" hace casi un año

Sabadell
Sabadell

El con­se­jero de­le­gado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, ha te­nido que en­cajar di­fe­rentes cues­tiones de los dipu­tados de dis­tintos grupos po­lí­ticos res­pecto a su tras­lado de la sede so­cial, hace casi un año, a Alicante, ante la de­riva in­de­pen­den­tista en Cataluña. A di­fe­rencia de la de­ci­sión de Aguas de Barcelona (Agbar) de re­tornar a su sede en Barcelona, Guardiola se muestra firme con la de­ci­sión to­mada a pri­meros de oc­tubre de 2017, ya que tiene sen­tido eco­nó­mico y em­pre­sa­rial.

El consejero delegado del Banco Sabadell se ha topado con un buen número de cuestiones de los diputados de la mayoría del arco parlamentario por el traslado de su sede social desde Cataluña a Alicante, donde ya contaba con un centro operativo tras la adjudicación de la CAM (Caja de Ahorros del Mediterráneo) hace unos años.

Jaime Guardiola se ha distanciado, de esta manera, de la decisión del consejo de administración de Agbar (Aguas de Barcelona) que casi 12 meses después ha decidido retornar a Barcelona para tener en la Ciudad Condal su sede social. "El 50% de los alicantinos tiene su cuenta en el Sabadell", ha argumentado el consejero delegado del banco presidido por José Oliu.

Eso sí, Jaime Guardiola ha reconocido que la decisión adoptada a primeros de octubre de 2017, justo en el momento más tenso del proceso independentista catalán, tuvo "elementos emocionales" que pesaron en la decisión que adoptó su grupo financiero de trasladar sus sede social hasta tierras alicantinas tras más de un siglo con raíces en Cataluña y más concretamente en la ciudad de Sabadell en torno al negocio textil.

El primero de los diputados en cuestionar al consejero delegado del Sabadell sobre esta decisión fue el portavoz en la comisión de la investigación sobre la crisis financiera Joan Capdevilla, de ERC. Pero también las preguntas se sucedieron por parte del portavoz de Podemos, Joan Vendrell; del socialista Antonio Hurtado, y del diputado del Partido Popular, Miguel Ángel Paniagua.

El consejero delegado del Sabadell ha llegado a ironizar sobre las preguntas que le formulaban, a raíz de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y ha defendido la decisión adoptada hace casi un año, aunque la presentación de los resultados del primer trimestre se realizaron en su sede en la diagonal de Barcelona al coincidir con el torneo de tenis conocido como el 'Conde Godo' y que desde hace más de un lustro patrocina el banco presidido por José Oliu.

Sin presiones

Al igual que respecto al cambio de sede, de las que ha descartado presiones políticas para su traslado, el consejero del Sabadell también ha descartado que se vieran empujados a la adquisición de la CAM (la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo) por el precio simbólico de un euro. Jaime Guardiola ha reconocido que el Sabadell ha aprovechado las oportunidades de compra que han surgido durante la crisis financiera para aumentar su dimensión en España, al igual que también se permitieron dar el gran salto internacional con la adquisición del británico TSB, del que acaban de descabalgar a su consejero delegado, Paul Pester, tras las graves incidencias en la migración tecnológica de la plataforma de Lloyds a la propia del banco español.

De manera interina, el cargo recae en Richard Meddings, hasta ahora presidente no ejecutivo de la filial británica del Sabadell. Según algunas fuentes consultadas, Eduardo Montes, histórico ejecutivo del Banco Sabadell y con un puesto de consejero en TSB, se perfila como el gran relevo en la funciones ejecutivas del banco en el Reino Unido.

Artículos relacionados