LA SEMANA BURSÁTIL

El Ibex se distancia de Wall Street

Los mer­cados de va­lores es­pañoles han su­frido un in­tenso cas­tigo en estos días frente al buen tono que sigue ofre­ciendo Wall Street, con sus in­di­ca­dores en má­ximos ab­so­lutos o muy cerca de ellos.

La Bolsa se distancia de Wall Street Los mercados de valores españoles han sufrido un intenso castigo en estos días frente al buen tono que sigue ofreciendo Wall Street, con sus indicadores en máximos absolutos o muy cerca de ellos. La economía norteamericana está creciendo a un ritmo del 4,2%, por encima de lo previsto, mientras que la confianza consumidora se ha situado en su nivel más alto desde el año 2000.

Una solidez sustentada en los beneficios empresariales, y reforzada a lo largo de la semana por los avances comerciales de Estados Unidos con sus vecinos del Norte y del Sur. Los inversores españoles, sin embargo, no acaban de sacudirse las preocupaciones por el posible rebrote de la crisis turca y Argentina, así como los crecientes problemas de Italia, además de intentar justificarse con que Wall Street está viviendo una burbuja que tarde o temprano explotará.

En este contexto, el índice Ibex 35 cerró la semana pasada con una caída del 2 por ciento para quedar ligeramente por debajo de los 9.400 puntos, lastrado de nuevo por el sector bancario y por el desplome de Inditex tras sufrir el primer recorte de recomendación en su historia ante las incertidumbres que debe afrontar en los próximos meses. El selectivo cierra así agosto con una caída del 4,8 por ciento.

Las perspectivas de cara a los próximos meses, en cualquier caso, siguen siendo positivas, especialmente para los mercados estadounidenses, con otra destacada temporada de resultados empresariales, que se verá recompensada en sus cotizaciones. Incluso a pesar de las inquietudes de los inversores sobre el aumento de la incertidumbre en el plano económico, las tensiones comerciales y la apreciación del dólar estadounidense.

De momento, el optimismo entre los directivos de las empresas estadounidenses está disparado. Ocho de cada diez directivos de empresas de las principales empresas americanas que han revisado sus previsiones para el conjunto del año las han mejorado frente a la media del 63% registrada al final de la crisis financiera mundial.

El problema es saber si la renta variable europea, especialmente la española, se atreve a seguir sus pasos con el fin de recortar el enorme diferencial que se ha abierto entre ambas zonas. En el caso de España preocupa, sobre todo, la situación del sector bancario por su alta exposición a los países emergentes en Asia y Latinoamérica, lo que ha dejado su cotización en niveles anormalmente bajos y deberá empezar a atraer dinero en busca de buenas oportunidades. Máxime teniendo en cuenta los altos beneficios que vienen arrojando las empresas del selectivo en los últimos trimestres.

Calendario semanal de Bolsa

La primera sesión de la semana del mes de septiembre se presenta con pocas referencias macroeconómicas, aunque algunas de ellas serán importantes como el informe de empleo estadounidense correspondiente al mes de agosto.

Este lunes, de momento, los inversores se tendrán que conformar con los datos de actividad PMI manufacturera que se publicarán en China y en el conjunto de la Unión Europea.

Para la sesión del martes se esperan los precios de producción de la zona euro, así como los datos de gastos de construcción y el ISM del sector manufacturero en Estados Unidos.

El miércoles, en la zona euro se darán a conocer los datos de actividad PMI del sector servicios y las ventas minoristas en la zona euro, mientras que desde Estados Unidos llegarán la balanza comercial y la venta de automóviles. Indicadores, estos últimos, que cobran especial relevancia, para conocer cuáles son los efectos que está teniendo la guerra comercial.

La agenda financiera internacional del jueves, viene especialmente cargada de citas importantes. En Alemania se conocerán los pedidos industriales y desde Estados Unidos llegarán la encuesta ADP de creación de empleo, el dato revisado de productividad y de costes laborales del segundo trimestre, los pedidos a fábrica y el ISM del sector servicios.

La semana bursátil se cerrará el viernes con la balanza comercial, la producción industrial y el PIB de Alemania, la producción industrial de España, y, lo más importante, el informe de empleo de Estados Unidos correspondiente al mes de agosto, cuya tasa de paro previsiblemente continúe por debajo del 4%, niveles de pleno empleo.

Artículos relacionados