En poco más de tres años han re­du­cido sus car­teras de deuda pú­blica en 64.000 mi­llones

La banca repudia los bonos públicos para aumentar los préstamos a clientes

La po­lí­tica de tipos ne­ga­tivos y man­gue­razo de di­nero del BCE per­se­guía es­ti­mular los prés­tamos a clientes

prestamos bancarios
prestamos bancarios

La banca ha im­pri­mido un fuerte golpe de timón en sus in­ver­sio­nes. Después de años de cre­ci­miento cons­tante de su car­tera de deuda del Estado, las en­ti­dades fi­nan­cieras han de­ci­dido reorientar una parte de sus apuestas hacia los prés­tamos a los par­ti­cu­la­res. En tres años y me­dio, el port­folio de le­tras, bonos y obli­ga­ciones emi­tidos por el Estado es­pañol se ha re­du­cido en la nada des­pre­ciable cifra de 64.000 mi­llones de eu­ros, según los úl­timos datos di­fun­didos por la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional.

Los expertos aseguran que los bonos han entrado en zona de riesgo, porque tras las fuertes bajadas de tipos registradas en los últimos años, en el momento en que el precio del dinero comience a subir, el valor de los bonos corre cada vez más riesgo de tomar una deriva bajista en cualquier momento.

Al cierre del año 2014, las entidades financieras habían acaparado nada menos que 224.455 millones de euros en deuda del Estado. Esta cifra se había reducido solo 41 meses después hasta los 160.079 millones de euros en mayo de 2018.

La situación constituye una prueba ineludible del éxito de la política de estímulo a la economía puesta en marcha por el Banco Central Europeo (BCE) a comienzo de esta década, cuando Europa vivió con gran preocupación una segunda recesión en breve lapso de tiempo. El BCE bajó los tipos al mínimo y luego inundó de dinero el mercado. El objetivo último no era que las entidades compraran bonos (obtenían un rendimiento anual con una financiación baratísima a tipos negativos), sino que se incrementaran los préstamos a clientes.

Bienvenido Mr. Draghi, que diría un castizo. Pero la situación cuenta con otras derivadas. En las últimas semanas se está hablando de una posible caída del mercado de valores estadounidense y del bono americano y muchos sostienen el mantra de que la inyección de cuatro billones de dólares por parte de la Fed, el banco central norteamericano, ha creado una burbuja en los mercados. El BCE ha imitado a la Fed en la forma de levantar la economía, aunque con unos años de retraso. La situación es similar en Europa. Ahora ambos reguladores financieros se ven obligados a retirar los fondos con que habían saturado las economías. Esta situación ha desempolvado el miedo en las conciencias de operadores, estrategas y altos ejecutivos bancarios.

La banca española maneja en la actualidad el 17,07% de la deuda pública española en circulación. En el año 2003 llegó a contar con el 37,10% de la deuda. Pero el tamaño del mercado era la cuarta parte del actual. En 2014, cuando se registró el máximo de deuda en cartera de las entidades, éstas disponían del 29,17% de la deuda del Estado (entonces 769.346 millones). En menos de tres años y medio, la banca ha reducido su posición relativa como financiador del déficit de España a casi la mitad.

En este punto y antes de terminar esta reflexión, convendría echar la vista atrás un cuarto de siglo. A finales de 1992, justo después de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla, España entró en importante recesión . Los bancos estaban de deuda hasta las cejas y ello obligó a un fuerte esfuerzo por parte del Banco de España para suavizar las pérdidas que generaron esas inversiones.

En una decisión vertiginosa, publicó una circular en la que establecía tres carteras (trading, inversión temporal e inversión a vencimiento) que determinaban el grado de provisión necesario para pérdidas por la caída de precio de estas letras, bonos y obligaciones. Hay que matizar que estas minusvalía no eran necesariamente contables. Muchas eran latentes porque se trataba de activos que no habían sido vendidos, pero cuyo valor de mercado se había depreciado.

Artículos relacionados