A pocos meses del fin del “manguerazo” de li­quidez tras diez años de crisis

El BCE hundirá la rentabilidad de las empresas

Una subida de un punto en los tipos de in­terés re­du­cirá el ren­di­miento en ocho dé­cimas

Mario Draghi.
Mario Draghi.

El Banco Central Europeo (BCE) ha sido el sal­vador de las em­presas y las en­ti­dades fi­nan­cieras eu­ro­peas en los úl­timos años. Sin em­bargo, todo tiene su fin y la pró­xima re­ti­rada de los es­tí­mulos eco­nó­micos se con­ver­tirá en una pe­sa­dilla para las com­pañías es­paño­las. Un es­tudio del Banco de España alerta de que la subida de los tipos de in­terés cons­ti­tuirá una carga de pro­fun­didad para la ren­ta­bi­lidad de las em­pre­sas. Un en­ca­re­ci­miento del precio del di­nero de un punto po­dría pro­vocar la re­duc­ción del ren­di­miento em­pre­sa­rial en 0,8 pun­tos.

El Banco de España recuerda que la carga por intereses del capital ajeno se ha reducido a menos de la mitad en el último decenio. “El coste medio de la deuda financiera se redujo entre 2008 y 2016 (último año disponible en esta base de datos) más de un 54%, de modo que su valor mediano pasó de un 5,9% al inicio del periodo mencionado a un 2,7% en 20016”, según el estudio.

La autoridad monetaria española recuerda el proceso de desendeudamiento acometido por las compañías para sanear balances y reducir su carga financiera. Pero advierte que este proceso no solo habría tocado a su fin, sino que se puede invertir muy pronto. “El recorrido a la baja de estos costes es ya muy limitado y no es descartable que estos aumenten durante los próximos años”, tanto por el reducido nivel de los costes de financiación y la posible normalización de las condiciones monetarias en el medio plazo.

Según la proyección realizada por el Banco de España, para una subida de los tipos de interés de dos puntos porcentuales, la rentabilidad de las empresas registraría un desplome de 1,5 puntos.

Vuelta atrás

La recaída en la crisis que se produjo en Europa a comienzos de esta década condujo al BCE a aplicar el mismo modelo que la Reserva Federal, el banco central estadounidense, para evitar el estallido de la economía. En los últimos cinco años, la autoridad monetaria europea no sólo ha reducido el precio oficial del dinero por debajo mismo del nivel del 0%, también ha proporcionado a las entidades nada menos que 2,4 billones de euros, duplicando su balance hasta superar los cuatro billones de euros. El objetivo de estos préstamos es que la banca trasladara una parte de esta financiación a empresas y familias.

Ahora toca la vuelta atrás y muchos hablan de que este proceso va a ser doloroso. Las empresas van a reducir su rentabilidad, como comenta el Banco de España, la deuda pública se va a encarecer, como consecuencia de la subida de los tipos de interés en los mercados secundarios. Y, lo que muchos advierten, hay una gran cantidad de dinero que se ha colocado en las bolsas, situando estas en una situación de burbuja a punto de estallar.

El Banco de España advierte también que la subida de los tipos de interés podría suponer una elevación en los costes de financiación de hasta la cota del 18% en el escenario más desfavorable de un alza de dos puntos en el coste del dinero.

Artículos relacionados