Monitor de Consumo Bancario

El TSUE des­carta que se pueda pa­ra­lizar un desahucio por la mala praxis en la venta de la hi­po­teca

Desahucios: balón de oxígeno para la banca

El fallo avala la ju­ris­pru­dencia del Tribunal Supremo pero ig­nora el có­digo de buenas prác­ticas

desahucios
Protestas por los desahucios.

El Tribunal Superior de Justicia de la UE ha vuelto a darle una vic­toria a la banca. Este or­ga­nismo le ha lan­zado un balón de oxí­geno a aque­llas en­ti­dades con prác­ticas co­mer­ciales du­dosas al emitir una sen­tencia que dis­pone que el de­recho de la Unión no es­ta­blece que un juez na­cional pueda poner en sus­penso un desahucio si de­tecta mala praxis en la co­mer­cia­li­za­ción de la hi­po­teca.

El TJUE ha emitido este fallo en respuesta a la cuestión planteada por un juzgado murciano, que consultó al tribunal europeo respecto a una hipoteca firmada por tres particulares con el grupo bancario Bankia.

Antes de que se produjese el desahucio, el préstamo fue renovado dos veces: en la segunda ocasión, se amplió a 40 años el plazo para satisfacer el crédito y se cambió la tasación. Los prestatarios, una vez iniciado el proceso de ejecución hipotecaria, iniciaron un pleito argumentando la existencia de cláusulas abusivas en el contrato.

Los clientes afirman que firmaron el contrato hipotecario inmersos en un error sobre las condiciones generales del crédito, y que Bankia actuó de manera torticera cambiando la tasación del valor del inmueble aprovechando la prolongación del plazo de pago del préstamo.

La Justicia Europea dice 'no'

Respaldando la opinión del Tribunal Supremo español, el TJUE ha fallado que la normativa comunitaria no ampara al juez que decida, una vez detectados indicios de prácticas comerciales contrarias a la diligencia profesional, "adoptar medidas cautelares como la suspensión del procedimiento de ejecución hipotecaria".

Los prestatarios también reclaman que, ante su incapacidad de hacer frente a las cuotas de la hipoteca, la entidad prestamista debería haberles concedido la dación en pago -satisfacción de todas las deudas de la hipoteca con la entrega del inmueble- y dejarles habitar la vivienda en régimen de alquiler.

El fundamento de Derecho de esta petición es el código de buenas prácticas bancarias, impulsado por el Gobierno del Partido Popular y firmado por todo el sector financiero. Sin embargo, nada de esto ha convencido al TJUE, que dispone en su sentencia que el derecho comunitario no impone a las compañias consecuencias directas por saltarse un código de conducta, aunque se hayan comprometido formalmente a cumplirlo.

Artículos relacionados