DESDE EL PARQUET

Siemens Gamesa se pasa de viento

La úl­tima se­mana ha sido un au­tén­tico cal­vario para Siemens Gamesa. Ha sido el peor valor del se­lec­tivo con di­fe­rencia al acu­mular una caída su­pe­rior al 10%, que se ha co­mido prác­ti­ca­mente por com­pleto sus ga­nan­cias en el ejer­ci­cio. Pero nada es per­ma­nente y todo es re­mon­ta­ble.

Un duro ajuste consecuencia del negativo impacto que ha tenido en el mercado el último informe de Goldman Sachs sobre la compañía. La firma estadounidense considera que su alta exposición al mercado de la India va a suponer una preocupante rémora en sus cuentas.

En concreto, la firma de inversión estadounidense apunta a que el sector de las energías renovables en la India se está enfocando hacia la energía solar en detrimento de la eólica lo que puede suponer una importante ralentización en India de la demanda de este tipo de energía, mercado al que Siemens Gamesa está muy expuesto.

Los analistas de la entidad recuerdan que el parón de las concesiones el pasado año fue uno de los factores que llevó al sector a un anuncio en cadena de “profit warnning”, con el grupo franco alemán, junto a Vestas y Nordex, como principales Al respecto, India es uno de los grandes mercados del mundo.

Sin tener en cuenta a China, representa el 20% de la demanda eólica mundial. De ahí su enorme importancia tanto en volúmenes como en márgenes para el conjunto de las empresas del sector, pero especialmente para Siemens Gamesa. El impacto de la desaceleración de su negocio en el país asiático podría suponer, según los cálculos de Goldman, cerca de una quinta parte de los ingresos de la empresa en el año.

Estos nubarrones en el horizonte de la compañía han frenado en seco el proceso de recuperación iniciado por el valor en el mes de julio, rompiendo incluso el suelo que encontraba en torno a los 12 euros por acción. Ha llegado incluso a poner en juego el soporte en torno a los 11,4 euros por acción nivel que, según los expertos técnicos, la compañía debe hacer todo lo posible por aguantar si no quiere asomarse de nuevo a los infiernos.

Artículos relacionados