LA SEMANA BURSÁTIL

Una semana de vencimientos

Los nu­ba­rrones ace­chan sobre los mer­cados fi­nan­cieros in­ter­na­cio­nales a tenor de los co­men­ta­rios de los ana­listas bur­sá­tiles en estos úl­timos días. Cada vez hay más ago­reros que alertan del avance “zombie” hacia la mayor crisis de la his­toria tanto fi­nan­ciera como po­lí­tica.

Culpa de ello ha sido la política de paños calientes adoptada en la última década, limitándose a dopar la economía con sobredosis de dinero fácil sin adoptar las medidas reales y necesarias para solucionar las causas de la anterior crisis. Hay quien dice que una década después de la quiebra de Lheman Brothers aún no hemos aprendido nada.

Pese a estos negros augurios, el índice Ibex 35 cerró la semana pasada con una revalorización del 2,12 por ciento para quedar en puertas de los 9.400 puntos. Alejándose de niveles críticos. Esta ha sido de hecho la mayor subida entre las plazas vecinas, solo seguida de cerca por las bolsas italianas. Wall Street, por su parte, sigue consolidando posiciones en zona de máximos con una solidez casi insultante.

Una mejor cara motivada por la reapertura de las conversaciones comerciales para finales de este mes entre China y Estados Unidos, que ha puesto en el congelador las últimas subidas de aranceles propuestas. La administración Trump espera que el gigante asiático afloje su postura tras la amenaza de nuevas sanciones a la espera de la reunión que tienen previsto celebrar los líderes de ambas potencias en las próximas semanas. Las conversaciones con Canadá, sin embargo, parecen estar en punto muerto.

Las empresas norteamericanas, muy preocupadas por la situación, no se quieren quedar al margen y presionan al Estado para que ayude a rebajar las tensiones. Se aferran al último Libro Beige, informe de coyuntura de la potencia americana, que ha revelado un mayor coste de producción por el incremento de los precios de las materias primas a raíz de la guerra arancelaria.

En Europa, entre tanto, se sigue conjugando un progresivo deterioro de la producción con el alza de las presiones inflacionistas, un peligroso cóctel al que deben estar muy atentos los inversores. En juego están los resultados empresariales del segundo semestre, que hasta ahora han impedido una debacle mayor de los indicadores bursátiles.

En este complicado escenario, los analistas vuelven a insistir en la liquidez como una de las principales formas que tienen los inversores para protegerse de la actual inestabilidad del mercado. Quien tenga dinero en las próximas semanas tendrá ventaja para encontrar buenas oportunidades para obtener importantes rentabilidades a medio y largo plazo. Y sin duda las habrá.

Calendario semanal de Bolsa

Aunque los próximos días continuarán marcados por las noticias sobre las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos, los inversores deberán seguir pendientes de algunos indicadores económicos importantes que pueden mover el mercados. Entre ellos destacan los datos de actividad y el índice de indicadores al otro lado del Atlántico.

Hoy lunes, de momento, los mercados apenas contarán con la referencia del IPC de la zona euro del mes de agosto, que podría mantenerse en torno al 2%, y el índice de la Fed de Nueva York.

Menos intensa en cuanto a indicadores económicos será aún la sesión del martes. Este día apenas se espera el índice de confianza constructora NAHB estadounidense.

En la sesión del miércoles se darán a conocer los datos de balanza comercial en Japón y de construcción de nuevas viviendas y permisos de construcción en EEUU.

Algo más cargada de citas importantes llegará la agenda financiera internacional del jueves. En el Reino Unido se publicarán las cifras de ventas al por menor y desde Bruselas llegará el índice de confianza de los consumidores europeos. En EEUU se espera además el índice de la Fed de Filadelfia, la venta de casas de segunda mano y, lo más importante, el índice de indicadores correspondiente al mes de agosto.

La semana bursátil se cerrará el viernes con los datos de inflación de Japón y los datos de actividad PMI tanto en la zona euro como en EEUU. La inversión de los inversores, sin embargo, se centrará en el vencimiento de derivados. Este tercer viernes es cierre de trimestre así que coincidirán todos los vencimientos sobre índices y opciones, la denominada cuádruple hora bruja, que puede dejarse sentir en la cotización de los mercados.

Artículos relacionados