Se es­tima que en 2040 haya 30 mi­llones de uni­dades en todo el mundo

Las constructoras buscan la ‘pole position’ con el coche eléctrico

Ferrovial y Acciona apuestan fuerte por la mo­vi­lidad sos­te­nible y otras su suman

coche eléctrico | REVE – Revista Eólica y del Vehículo Eléctrico
Coche eléctrico.

El fu­turo se en­ca­mina poco a poco hacia la sos­te­ni­bi­li­dad. También en el ám­bito de la mo­vi­li­dad. Muchas com­pañías se están dando cuenta de que tienen que dar un en­foque di­fe­rente a su es­tra­tegia de ne­gocio de cara a los pró­ximos años. Es el caso de las cons­truc­toras es­pañolas y de Acciona y Ferrovial en par­ti­cu­lar, que apuestan por la evo­lu­ción cre­ciente del vehículo eléc­trico. Sus úl­timos pro­yec­tos, al menos de bo­qui­lla, se en­focan hacia ese seg­mento cre­ciente.

La dinámica ascendente de los factores sostenibles en los transportes ha llegado para quedarse. El último informe de Bloomberg NEF, Electric Vehicle Outlook 2018, explicaba sus previsiones de lo que puede suceder hasta el año 2040, que cuenta con la electrificación paulatina del mercado de automoción y de la electricidad, así como la cada vez mayor marginación de los combustibles fósiles.

Algunas cifras de este estudio detallaban que las ventas pasarán de los 11 millones de unidades en 2025, hasta los 30 millones entre 2030 y 2040. Esto supone que representarían en torno al 55% de los nuevos vehículos comercializados en todo el mundo. China, con 50% de las ventas, sería el principal actor destacado, que quedaría reducido años después al 39%, debido a la presión en Estados Unidos, India o Europa.

Sea como fuere, parece que el ahorro es vital y el precio de adquisición de los automóviles a día de hoy es excesivamente elevado, puesto que resulta complicado dar con algún modelo inferior a 25.000 euros. Sin embargo, la oportunidad que ofrece esta temática de cara al futuro, cuando se espera que se aligeren los costes, es realmente descomunal y por eso muchas empresas no especializadas, en un principio, en este ámbito están apostando muy fuerte.

Ferrovial apuesta fuerte

En España, incluso, el sector de las constructoras está empezando a centrar su radar en la automoción sostenible. Es el caso de Ferrovial, que de la mano de Renault lanzarán en el mes de octubre Zity, el tercer operador de carsharing de Madrid. Sendas compañías sellaron su alianza para el negocio del alquiler del coche eléctrico para competir con Car2Go y Emov en la española.

El modelo en concreto con el que se van a lanzar a esta nueva aventura es el es el ZOE Z.E 40, un vehículo cien por cien eléctrico con 400 kilómetros de autonomía homologada, cinco plazas y una velocidad de 135 kilómetros por hora.

Para meterse de lleno en el negocio del coche compartido, Renault y Ferrovial han creado una compañía que es propiedad al 90% de la firma dirigida por Rafael del Pino pero de la que no existe un nombre oficial anunciado. Por el contrario, sí ha trascendido la marca con la que se desarrollará este servicio: Zity.

Esta nueva oferta de carsharing dispondrá en sus inicios de 500 vehículos y el servicio se desarrollará en el perímetro de la M-30, aunque se extenderá a algunas zonas adicionales, puesto que el interés es crecer fuera de la almendra central mejorando autonomía y calidad. Es una apuesta fuerte por la movilidad sostenible por parte de la constructora.

Acciona también se sube al carro

Pero Ferrovial no es la única que está viendo en este nicho una posibilidad de crecimiento importante. Acciona, también se ha sumado a esta iniciativa al poner en marcha Acciona Mobility, su plataforma de transporte limpio con el que tiene la intención de llegar a diferentes ciudades de España.

La compañía de construcción y de servicios lanzaba la filial de moto compartida (motosharing) que comenzará a operar en Madrid en los próximos días. Acciona tiene la intención de sumar experiencia rápidamente para ampliar este servicio a otras localidades y situarse como una referencia con respecto a otras competidoras.

Para este proyecto, la compañía encargaba a Scutum (Silence), fabricante español, un primer pedido de 1.200 motos eléctricas. Es por tanto, una gran apuesta por parte de la firma dirigida por Entrecanales de centrarse en vehículos nacionales para hacer frente a los dominadores asiáticos en este espectro. La primera piedra ya la han puesto y ahora falta por ver si hay otras constructoras que se suman a la iniciativa.

Artículos relacionados