DESDE EL PARQUET

Fascinación por las renovables

Los pre­su­puestos de in­ver­sión para la transición ener­gé­tica en España han dis­pa­rado aún más el in­terés in­versor por el sec­tor. El cum­pli­miento de los ob­je­tivos -sostenibilidad y me­diom­bien­tal- im­pul­sados por Europa re­que­rirá de in­ver­siones de unos 100.000 mi­llones de euros hasta 2030 y ayu­dará a crear más de 130.000 em­pleos.

Unas expectativas que están haciendo salivar a los operadores y a los fondos sectoriales que buscan una buena rentabilidad, especialmente con las pequeñas compañías del sector con un alto potencial de crecimiento.

Es la gota que le faltaba a empresas como Solaria o Audax para desbordar de euforia, mientras el resto de sectores continúan atenazadas por las preocupaciones comerciales y arancelarias. En los últimos días ambas compañías han dado una nueva vuelta de tuerca al liderazgo alcista que vienen protagonizando desde comienzos del ejercicio en el mercado español.

Solaria ha multiplicado por más de tres su valor desde principios del ejercicio y eso que venía de ser uno de los grandes protagonistas también el año pasado. Este avance en vertical, que le ha llevado a cotizar a su mejor nivel en una década, ha provocado algunas tensiones sobre su precio que se han dejado sentir en las últimas semanas.

Después de tantear los 7 euros por acción a mediados de junio, el valor se ha llegado a desinflar hasta los 5 euros. Nivel donde ha encontrado un buen soporte desde donde espera ahora retomar la tendencia alcista primaria iniciada a principios de 2017.

Bastante más irregular se ha mostrado Audax a lo largo del ejercicio en un año cargado de volatilidad. Sus acciones han multiplicado su valor por más de cuatro en lo que va de año, sine embargo se ha topado de bruces en dos ocasiones con una importante resistencia sobre los 3 euros por acción que le ha llevado a desinflarse hasta las inmediaciones de 1,5 euros, casi la mitad de esos máximos anuales.

Ahora estaría en fase de rebote de nuevo, pero aún muy lejos de los tres euros por lo que el impulso de las buenas noticias sectoriales pueden no ser suficientes para superar esa resistencia y recuperar de forma definitiva la tendencia alcista.

Artículos relacionados