DESDE EL PARQUET

Telepizza, en la cuerda floja y sin red

Los ac­cio­nistas de Telepizza se mues­tran pero que muy preo­cu­pados por el de­clive de la co­ti­za­ción ex­pe­ri­men­tado en los úl­timos me­ses.

Ni la reciente alianza con Pizza Hut ni la venta de su negocio en Polonia por ocho millones de euros han servido de catalizador al grupo para mantener la tendencia alcista que venía desarrollando desde el verano de 2016.

Muy al contrario, la cotización del grupo pizzero ha entrado en un peligroso círculo vicioso de caídas que está poniendo a prueba importantes niveles de referencia que tanto le habían costado recuperar. Una negativa evolución que ha cogido con el pie cambiado a muchos operadores, frustrando a muchos operadores que habían depositado su confianza en la nueva gestión del grupo, que hasta el momento estaba y está, salvo grandes sorpresas, logrando cumplir sus objetivos con solvencia.

A pesar de ello, en apenas dos meses, desde los máximos anuales registrados a cerca de 6 euros en el mes de junio, la cotización del valor ha caído cerca de un 12%, reduciendo su rentabilidad en el año a poco más de un 14%.

Se empieza a sentir así una creciente tensión de cara a los resultados del primer semestre que tiene previsto presentar el lunes de la semana que viene. Preocupación que viene justificada por los flojos datos del primer trimestre cuando su beneficio cayó un 7%, hasta los 8,2 millones de euros, debido a los gastos extraordinarios a la espera de ver cómo influyen en sus cuentas las últimas acciones de la compañía.

Estas cifras serán claves a la hora de que el grupo pueda reafirmarse en sus actuales niveles de soporte, en torno a los 5,2 euros, y recuperar posteriormente la tendencia alcista primaria. No obstante, unos resultados desfavorables podrían ocasionar castigos adicionales que le podrían llevar a perder esa referencia de seguridad. En este caso, y si no encuentra soporte en niveles intermedios, su cotización podría deslizarse hasta la zona de los 4,5 euros por acción.

Con todo, los pocos analistas que siguen a la compañía se decantan por un progresivo proceso de recuperación que deberían llevar la cotización de Telepizza por encima de los 6 euros, cerca del precio con el que regresó a Bolsa hace poco más de dos años. Por lo que consideran que entrar a los precios actuales puede ser una buena oportunidad de negocio, pero antes aconsejan conocer la evolución de sus cuentas.

Artículos relacionados