Registran una car­tera en pro­yectos in­ter­na­cio­nales por más de 82.000 mi­llones de euros

ACS lidera por delante de las chinas el negocio mundial de las infraestructuras

Las cons­truc­toras es­pañolas y chinas se disputan las ma­yores au­to­pis­tas, pro­yectos fe­rro­via­rios y ae­ro­puertos

ACS
ACS

Las cons­truc­toras es­pañolas si­guen apa­re­ciendo entre el ra­mi­llete de em­presas mejor va­lo­radas del mundo para par­ti­cipar en pro­yectos in­ter­na­cio­na­les. Desde hace años, com­piten con los grandes grupos de la cons­truc­ción y fi­guran entre las fa­vo­ritas a la hora de ser ele­gidas para eje­cutar obras fa­raó­ni­cas. Así lo ates­ti­guan los ran­kings que ela­boran con­sul­toras y pu­bli­ca­ciones como Engineering News Record (ENR) y Publics Works Financing (PWF). Por sép­timo año con­se­cu­tivo, ACS li­dera el ran­king mun­dial.

La crisis y la falta de obra pública en España obligó a todas a emigrar fuera y esa misma necesidad de buscar negocio en el exterior ha servido a todas las grandes como ACS, Técnicas Reunidas, Ferrovial, Acciona, Sacyr, FCC, OHL, Comsa, Sanjosé y Sener para consolidarse y participar en las grandes obras mundiales. Las constructoras españolas se disputan con empresas chinas, australianas, francesas, alemanas, suecas… las infraestructuras más complicadas de lograr en todos los Continentes.

Más de 81.000 millones en obras

A cierre de 2017, ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr y OHL registraban una cartera de obras internacionales por valor de 81.470 millones de euros, lo que supone un 2,25% más que en 2016. Los proyectos en el exterior acaparan nada menos que el 91,3% de la obra total de estas empresas, lo que quiere decir que en España apenas si facturan un 10% equivalente a unos 7.000 millones. Por tanto, de no ser por el negocio exterior, la mayoría se habrían visto obligadas a echar el cierre o quedar simplemente como una empresa doméstica.

La construcción y mantenimiento de autopistas junto con proyectos ferroviarios y aeropuertos copan las principales carteras de infraestructuras logradas por las constructoras españolas a nivel internacional. El nuevo aeropuerto de México es una de las grandes obras en la que participan conjuntamente el grupo del empresario mexicano Slim, FCC y Acciona.

Se estima que en el ejercicio pasado, las empresas españolas lograron obras en el exterior por más de 44.000 millones de euros de inversión. La empresa que preside Florentino Pérez logró contratos por valor de unos 21.000 millones mientras que Acciona fue la segunda con unos 8.000 millones de euros en obras internacionales. FCC obtuvo de la mano de Carlos Slim contratos por encima de los 5.000 millones, mientras que Ferrovial superó los 3.600 millones. OHL, en plena reestructuración, obtuvo proyectos por unos 2.200 millones y Sacyr ganó contratos por unos 1.400 millones de euros.

Entre las más cotizadas

La revista especializada Publics Works Financing (PWF) no ha publicado aún su ranking de 2017 pero, en 2016, ACS volvió a liderar la clasificación de los principales grupos de concesiones. Dentro del Top 10 de esta publicación, aparecen nada menos que cinco empresas españolas: ACS, Abertis, Ferrovial, Sacyr y Globalvía.

En el informe de ENR, aparte de ACS, entre las cincuenta primeras constructoras mundiales figuran Ferrovial (11), Técnicas Reunidas (19), Acciona (31) FCC (42) y OHL (45). Sacyr pasa de estar en el puesto 62 al 54. El resto de compañías españolas como Comsa gana posiciones y de aparecer en el 119 se coloca en el 114. El grupo San José escala 18 puestos y se sitúa en el 137, superando a Sener que mejora también y asciende del 152 al 141. Hay que destacar que Isolux Corsan se cae del grupo de empresas españolas cuando, en 2016, se encontraba en el puesto 122.

La selección que anualmente realizan estas dos revistas certifican a España junto con China como el país que más empresas tiene en el mundo en infraestructuras, que acaparan los mayores proyectos que se mueven. Puentes, gestión y construcción de autopistas, aeropuertos, hospitales, ferrocarriles, metros, son construidos de forma independiente o en alianza con otros grupos por las grandes constructoras españolas.

ACS se lleva la palma

Según Engineering News Record, las 250 empresas mundiales con mayores contratos en el exterior ingresaron en 2017 unos 416.285 millones de euros, lo que supone un 3,1% más que en 2016. La compañía que preside Florentino Pérez encabeza la primera posición de este listado, tanto por el número de infraestructuras que el grupo tiene en construcción actualmente o en explotación. El 87% de su facturación la consigue en el exterior con cerca de 35.000 millones de euros, frente a los 4.104 millones que registraba en 2019.

Su filial alemana Hochtief aparece en el segundo puesto de la lista con más de un 95% de sus ingresos recibidos de las obras que realiza en todo el mundo. Tras la compra de Abertis junto con Atlantia, la constructora alemana se afianza como líder en la gestión de infraestructuras y proyectos a nivel mundial.

La empresa China Communications Construction aparece en el tercer puesto del ranking por delante de la francesa Vinci que está en el cuarto lugar y la austriaca Strabag que escala del noveno al quinto, situándose por delante del gigante estadounidense Bechtel y de las francesas Bouygues y la empresa de ingeniería Technip. La sueca Strabag y Power China aparecen también entre el Top 10 de las grandes del mundo, según el reciente informe de ENR.

Artículos relacionados