DESDE EL PARQUET

Técnicas Reunidas, renovado interés

Una vez sa­cu­dida la pre­sión ba­jista su­frida a partir del “profit war­ning” lan­zado a fi­nales del año pa­sado, los ope­ra­dores em­piezan a fi­jarse de nuevo en Técnicas Reunidas como una po­sible in­ver­sión ren­table a medio y largo plazo. Todo en be­ne­ficio de sus ac­cio­nis­tas.

Para ello deberá mejorar primero de forma notoria sus cuentas. Al cierre del primer semestre apenas logrón unas ganancias netas de 6,9 millones de euros, prácticamente diez veces menos que el beneficio obtenido un año antes con una caída de los ingresos del 14%. Y un deterioro del Ebitda del 78%.

Unos resultados muy débiles lastrados por el negativo efecto del tipo de cambio y por el alto consumo de financiación para sus proyectos en marcha. Es precisamente en este aspecto donde los expertos se muestran más optimistas. La cartera de pedidos supera los 9.000 millones de euros. Esta es la cifra más alta en la historia de la compañía en un año cargado de entrega de proyectos estratégicos especialmente en Asia, claves para su desempeño futuro.

Las expectativas es que la cartera siga creciendo de forma progresiva gracias al elevado número de proyectos en fase de diseño en las actividades de “upstream”, refino y petroquímica. Para el conjunto del año, la compañía de ingeniería prevé contabilizar una cifra de negocio del orden de los 4.500 millones de euros.

Para ello será importante su capacidad para mantener los márgenes en un entorno cada vez más complejo. También preocupa el hecho de que prácticamente las tres cuartas partes de su cartera esté concentrada en Oriente Medio en un momento de grandes tensiones provocadas por el inefable presidente americano Donald Trump.

Estos riesgos de momento son reducidos e incluso, mientras se mantengan latentes, podrían ayudar a mantener ligeramente al alza los precios del crudo, impulsando las inversiones en el sector y contribuyendo a una posible mejora de los márgenes para el grupo de ingeniería.

En las últimas semanas el valor ha marcado máximos anuales a casi 30 euros por acción donde ha encontrado una seria resistencia acentuada además por la presión de los precios a la baja de estos días atrás en el mercado petrolífero por el aumento de la oferta y la contracción de la demanda.

Los expertos, sin embargo, creen que esto es pasajero y que el valor se encuentra en condiciones de realizar un nuevo impulso alcista al menos hasta cerca de los 33 euros, lo que supondría un potencial de revalorización del 15 por ciento desde su actual precio de mercado.

Artículos relacionados