OPINIÓN

La apreciación del dólar frena el crecimiento económico

Alemania, po­tencia nu­clear. Los bi­llo­na­rios se pasan al lado con­trario de Trump

Economía en EEUU
Economía en EEUU

Variadas y cu­riosas mis­ce­lá­neas pla­ne­ta­rias: Alemania pró­xima po­tencia nu­clear; los ac­tivos de las grandes pe­tro­leras es­ta­rían so­bre­va­lo­ra­dos; la apre­cia­ción del dólar frena el cre­ci­miento y per­turba la es­ta­bi­lidad fi­nan­ciera de los países en desa­rro­llo; una China super en­deu­dada corre el riesgo de no poder fi­nan­ciar su nueva Ruta de la Seda; los su­per­ricos ame­ri­canos se pasan a los de­mó­cra­tas.

La cotización del dólar con relación a una cesta de monedas de países en desarrollo es notoriamente más elevada que a comienzos del siglo. Sucede lo contrario si se compara el dólar con el euro; en el año 2000, un dólar valía 1.20€. En cualquier caso, desde 2011 el dólar se viene apreciando con carácter general.

En efecto, en 2018 el euro como la mayor parte de las monedas de los países en desarrollo, desde Brasil hasta Turquía se ha devaluado respecto al dólar. Una subida inquietante en cuanto el déficit comercial de los EEUU sigue creciendo.

Además, y como ha dicho el ministro alemán de economía, por qué se quejan los EEUU de tener un déficit comercial con Europa de 151.000 millones de dólares y al mismo tiempo aumentan la demanda doméstica vía déficit presupuestario.

Algo que parecía impensable comienza a perfilarse como posible: la conversión de Alemania en una nueva potencia atómica. En un artículo aparecido en el Die Welt a finales de julio y firmado por Christian Hacke, distinguido científico y politólogo alemán, afirmaba que Alemania se convertirá en una nueva potencia nuclear.

El gobierno de Berlín lo descarta mientras progresa la preocupación de los ciudadanos sobre cómo se defendería Alemania de una agresión exterior si los EEUU les retiran el paraguas nuclear. En última reunión de la OTAN Trump afeaba a Alemania por sus escasos gastos militares. En la actualidad sólo supone el 1.2% del PIB y aunque Alemania se ha comprometido a incrementarlos en un 80% entre 2014 y 2024, no es probable que el gasto de defensa alemán supere el 1.5% de su Producto Interior Bruto.

Simultáneamente el nuevo embajador en Alemania, Richard Gemmell advertía a sus anfitriones que cualquier compañía alemana que mantenga relaciones con Irán sufrirá las correspondientes represalias por parte de los EEUU.

Gemmell, conocido diplomático gay, es un estratega republicano que actuó como portavoz de presidente G.W. Bush en las Naciones Unidas y que ahora acusa a la izquierda europea de debilidad y ensalza al derechista presidente de Austria, Sebastian Kurz, como una deslumbrante estrella del rock.

China desencadenó un gigantesco estímulo económico, más de un 12.5% de su PIB, en 2009 para afrontar la crisis económica mundial. La iniciativa china ayudó a su economía doméstica y también a los mercados emergentes. El coste ha sido un fuerte incremento de la deuda pública que ha pasado de representar el 171% de su PIB hasta el 299% en 2018.

El sector empresarial chino, además es el más endeudado del mundo. Riesgos para la economía china y para el resto de la Comunidad internacional.

Algunos de los grandes proyectos de infraestructura como el de la Ruta de la Seda, que transcurrirá desde la frontera occidental china hasta el Mar de Arabia, empiezan a encontrar dificultades de financiación. La reputación China puede empezar a resentirse. Dos billonarios estadounidenses, Charles y David Koch, principales contribuyentes del partido republicano, han afirmado que en las próximas elecciones presidenciales ayudarán al candidato demócrata.

¿Han mirado ustedes al anochecer hacia el oriente? Allí verán un Marte más rojo y más brillante que nunca? ¿Inquietante?

Artículos relacionados