Monitor de Consumo Bancario

Las tar­jetas ban­ca­rias su­peran ya los 80 mi­llones de uni­dades en cir­cu­la­ción

Los 'plásticos' rompen su techo

Las de cré­dito tras­pasan a las de dé­bito y al­canzan la cifra de 54 mi­llones

Tarjetas de Caixabank
Tarjetas de Caixabank

Ese fu­turo en el que los bi­lletes y las mo­nedas serán piezas de museo y sólo pa­ga­remos con tar­jeta, como mu­chos pre­co­ni­zan, se en­cuentra cada vez más cer­cano. Según ha in­for­mado el Banco de España (BDE), el nú­mero de tar­jetas ban­ca­rias ope­ra­tivas (crédito y dé­bito) en España ha roto el ré­cord de 80 mi­llo­nes, una cifra sin pre­ce­den­tes.

La clave de este hito en la comercialización de este producto financiero está en el vertiginoso repunte de las tarjetas de crédito, que acaparan la mayor parte del pastel, sumando 54 millones de unidades en circulación. De enero a marzo, crecieron un 7,77% respecto al mismo período del año anterior, hasta situarse en los 53,76 millones.

Este dato es especialmente relevante puesto que certifica que se han superado los resultados de la época previa a la crisis económica (45 millones de unidades).

Las tarjetas de débito, aunque manejan números más modestos, también expanden su alcance, con un aumento durante el primer trimestre del 5,32% respecto a 2017.

Superan ya los 27 millones de unidades y demuestran que no se han quedado obsoletas a pesar de la evolución de os pagos online y a través de los 'smartphones'.

Cajeros

El número de terminales de extracción de efectivo continúa su recuperación: 52.236 a cierre del primer trimestre del año, un 5,78% más que en el mismo período el año anterior y casi 1.400 má que a finales de 2017. Se quedan lejos de su apogeo (61.714 en 2008, en los albores de la recesión), pero dejan lejos las cifras de 2013, cuando el parque registró la mayor caída de la serie histórica (el 7,18%).

Aunque hay menos que hace una década, el BDE subraya que los cajeros implementan ahora una tecnología muy superior, que multiplica el número de sus funcionalidades, como cargas de abonos y contratación de préstamos y otros productos financieros.

Otro dato importante en la evolución del consumo de 'plásticos' en España es que en la actualidad, se observa que los usuarios extraen cantidades cada vez mayores en sus visitas a los terminales, tanto a través de sus tarjetas de crédito como de débito.

Entre enero y marzo del presente año, se extrajeron 28.070 millones de euros, un 2,50% más que en 2017, a través de 214,7 millones de operaciones, un 0,36% menos. Es decir, vamos menos al cajero pero sacamos más dinero.

Se observa un cambio de tendencia respecto al ejercicio anterior, cuando se sacaron 122.473 millones de euros (un 3,55% más), pero con un mayor número de transacciones en cajeros, 933.515 millones, un 1,02% más.

Los expertos del BDE afirman que, si se mantiene esta evolución, las operaciones volverán a disminuir tras cinco años de aumentos, aunque las cantidades se incrementarán.

Artículos relacionados