Se deja en "la se­mana trá­gica" un 6,64% y su ca­pi­ta­li­za­ción cae a los 37.600 mi­llones

La crisis turca pone al BBVA de FG mirando a La Meca

Erdogán habla de "guerra eco­nó­mica" y apela al apoyo que tiene de Alá

Erdogan
Erdogan, pte. de Turquía.

El BBVA en­cara el ecuador del mes de agosto en una si­tua­ción algo más que de­li­cada y a la es­pera de nuevos acon­te­ci­mientos de la tur­bu­lencia ve­ra­niega que se cierne desde Turquía. El grupo pre­si­dido por Francisco González (FG) afronta la pró­xima se­mana con mu­chos pelos en la ga­tera por su apuesta en Garanti. Con un des­plome de sus ac­ciones en Bolsa del 6,64%, en pa­ra­lelo con la caída de la lira turca, ha lle­vado a su ca­pi­ta­li­za­ción por de­bajo de los 38.000 mi­llones de eu­ros.

La posición en la que queda el presidente del BBVA, Francisco González (FG), es de lo más incómoda y hasta casi con visos de acabar siendo dolorosa justo en medio del vacacional mes de agosto. La crisis de Turquía deja casi a gatas a su grupo bancario ante la semana del festivo puente del verano, con sus acciones en mínimos tras haberse dejado hasta un 6,64% en las últimas sesiones.

La capitalización del segundo grupo bancario español se ha reducido hasta un casi desconocido nivel de 37.600 millones de euros y, por los visos de lo que ocurre en tierras turcas, en una clara situación de peligro en las próximas sesiones. Las arengas de Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Turquía, son más teológicas que económicas.

"No olvidéis que si ellos tienen sus dólares, nosotros tenemos a nuestra gente y a Alá", ha argumentado el polémico mandatario respecto a la crisis macroeconómica que vive su país. "No vamos a perder la guerra económica", ha añadido el bastante polémico y poco democrático mandatario respecto a su enfrentamiento con los Estados Unidos del no menos controvertido Donald Trump.

La imagen de una FG arrodillado y mirando en dirección a La meca es fácilmente imaginable. El presidente del BBVA se juega su gran apuesta internacional en esta crisis, tras algunos otros fracasos en China, ya que Garanti supone la tercera unidad geográfica en importancia para su grupo, tan sólo por detrás de México y España.

Hasta el momento, el silencio desde los cuarteles generales del BBVA es absoluto sobre lo que ocurre en Turquía y, mucho más, sobre lo que aún pueda ocurrir respecto a su situación macroeconómica en los próximos días. La Lira, su divisa, se ha precipitado a mínimos históricos frente al dólar.

Sin concreciones

Los mercados financieros esperaban que el responsable de economía de Turquía, Berat Albayrak, concretara algunas medidas que pudieran paliar los desequilibrios macroeconómicos del país. Sin embargo, los mensajes lanzados han servido de poco para poder despejar el complejo horizonte para su país.

Mientras tanto, los bancos europeos con mayor exposición a Turquía se han situado en el radar del Banco Central Europeo (BCE). Además del BBVA, en el punto de mira se encuentran el italiano Unicredit y el francés BNP Paribas por sus intereses en ese país euroasiático.

Este es el "escenario verbenero" con el que el BBVA de Francisco González encara la segunda mitad del vacacional mes de agosto. Desde luego, FG está más obligado de vigilar la delicada situación por su apuesta turca con Garanti, que de buscar sombrilla y tumbona en alguna privilegiada playa de cualquier destino más exótico.

Eso sí, Francisco González ya encara, al menos en teoría, su retirada de la presidencia del BBVA dentro de prácticamente un año. ¿Quién sufrirá el más severo "baño turco" tras su salida? O el consejero delegado, Carlos Torres, o el reciente consejero del banco, Jaime Caruana, exgobernador del Banco de España entre otros cargos.

La cuestión es quién será el más proclive para ponerse mirando hacia La Meca, tal y como ha sermoneado el propio Erdogan. "No se sabe de qué es capaz cada persona hasta encontrarse en una gran dificultad. Entonces suele ocurrir que el más pusilámine resulte ser el más valiente", escribió Paul Bowles en El cielo protector.

Artículos relacionados