DESDE EL PARQUET

Reno de Médici, firmeza alcista

Los es­fuerzos rea­li­zados por Reno de Médici para sa­near sus cuentas y su­perar la caída del con­sumo pro­vo­cada por la crisis de 2008 se ven re­fle­jados en sus cuentas y co­ti­za­ción. La com­pañía ha ce­rrado el primer se­mestre con un be­ne­ficio de 21,3 mi­llo­nes, un 118% más res­pecto a los 11,5 mi­llones del mismo pe­ríodo del año an­te­rior.

Un crecimiento propiciado por al aumento de las ventas, la reducción de los costes y el considerable aumento de los márgenes.

Los expertos destacan además la fuerte reducción de su apalancamiento que le permite alcanzar un ratio de capacidad de pago financiero más que aceptable. La deuda neta del grupo ha pasado de 44,7 millones a 30,7 millones al cierre del mes de junio, lo que supone un descenso del 31,2%.

Eso le confiere una notable fortaleza financiera que está devolviendo la confianza a los operadores sobre sus excelentes perspectivas económicas. Especialmente atractivos es la mejora de su beneficio por acción que duplica el anterior y que coloca a la compañía con una relación precio beneficio (PER) de 8,7 veces. Un nivel muy interesante teniendo en cuenta además su capacidad de generación de caja.

Una fortaleza que le está permitiendo crecer vía compras tal y como refleja la reciente adquisición, aprobada el pasado mes de julio, de la totalidad de las acciones de Barcelona CartonBoard. Es trata del mayor productor de cartón estucado en España, con el que Reno busca reforzar su estrategia de optimización de la producción, aumento de las ventas y reducción de costes.

No es de extrañar, por tanto, el creciente interés de los operadores que ha llevado la cotización de Reno de Médici hasta su nivel más alto desde el año 2002. Las acciones de la compañía cotizan en la actualidad sobre 1,13 euros tras multiplicar por más de dos su precio desde comienzos de año.

Revalorización que se ha asentado con las subidas cercanas al 12% acumuladas en el mes de agosto tras la presentación de sus cuentas, superando sin problemas las tensiones bajistas que está sufriendo el conjunto del mercado.

Una vez superada la barrera sicológica del euro por acción, los expertos técnicos creen que el valor tiene ahora el camino bastante despejado para seguir aupado en la tendencia alcista iniciada hace un año. Su principal barrera en el corto plazo estaría en torno a los 1,2 euros por acción. Un obstáculo que no debería ser demasiado difícil de superar dada la firmeza del movimiento que viene desarrollando.

Artículos relacionados