Dentro de cin­cuenta años, la tasa de de­pen­dencia al­can­zará el 52%

El BCE advierte sobre el riesgo de descontrol de las pensiones en España

El coste del en­ve­je­ci­miento de la po­bla­ción se ele­vará 2,2 pun­tos, hasta el 28,2% en 2040

Planes de pensiones
Pensiones reducidas..

Europa se hace vieja. Y lo sabe. El Banco Central Europeo (BCE) acaba de hacer pú­blico un in­forme sobre el sis­tema de pen­siones en el que alerta que , dentro de 50 años, por cada per­sona mayor de 65 años habrá sólo dos tra­ba­ja­dores que puedan so­portar su ju­bi­la­ción. El in­forme ad­vierte de que en países como España e Italia “parece existir un riesgo alto de que se re­vo­quen las re­formas en ma­teria de pen­siones adop­tadas con an­te­rio­ri­dad". Un claro in­dicio de des­con­fianza sobre las in­ten­ciones de sus nuevos go­bier­nos.

Asimismo, el riesgo de no aplicación de las reforma podría elevarse en los países que actualmente prevén retrocesos importantes de las ratios de prestaciones por pensiones”. Y aconseja continuar con las reformas en determinados estados para frenar la subida del coste de las pensiones, sobre todo en los que los niveles de deuda pública son ya elevados. En España, esta ratio se encuentra en el entorno del 100%.

“Si el envejecimiento no se aborda con medidas decisivas, podría tener consecuencias negativas para la trayectoria de la deuda pública y el crecimiento potencial”, asegura la autora de este informe, quien asegura que esta situación plantea retos difíciles para las finanzas públicas. La tasa de dependencia, el número de mayores de 65 años en relación a la población en edad de trabajar va a incrementarse en 20 puntos porcentuales entre los años 2016 y 2070, hasta alcanzar el 52% en 2070. Las consecuencias de esta situación para las finanzas públicas no pueden ser más preocupantes.

En caso de cumplirse los vaticinios vertidos en el estudio, los costes del envejecimiento de la población serán muy importantes. Hasta 2040 crecerán 2,2 puntos, desde el 26% sobre el PIB de 2016 hasta el 28,2% en el 2040, en el que se registrarán los niveles máximos de jubilados, por el retiro de la denominada generación del baby boom.

*Fuerte alza

En el caso de España, un incremento del 2,2% sobre el PIB equivaldría a casi 25.000 millones de euros. Para hacerse una idea, esta cifra equivale a tres cuartas partes del formidable capítulo de los intereses de la deuda pública, la financiación del déficit presupuestario registrado en España en casi 40 años y que constituyen el gran lastre de las cuentas públicas todos los años. Un dinero que obliga a reducir el gasto en educación o sanidad.

Por fortuna, el informe tiene su cara positiva, porque una vez que se jubilen los miembros del baby boom, el gasto comenzará a descender, hasta el 27,1% del PIB en el año 2070, lo que significa que en ese ejercicio, el gasto por el envejecimiento de la población habrá aumentado en el 1,1% en poco más de cincuenta años. Unos 13.000 millones de euros.

El informe considera que el coste de las pensiones públicas se incrementará en 1,3 puntos porcentuales de aquí a 2040, cifra que se reducirá hasta en 0,4 puntos hasta el año 2070 cuando representará el 11,9% del PIB. En el caso de España, según esta proyección, las pensiones alcanzarían un coste de 137.000 millones en ese último año.

En todo caso, el informe indica que habrá factores que frenen el impacto en costes de las pensiones del envejecimiento de la población, entre las que se encuentran las reformas que reducen los derechos por pensiones, el retraso en la edad de jubilación anticipada, el hecho de que la tasa de desempleo convegerá a una tasa más baja con el paso de los años.

Artículos relacionados