DESDE EL PARQUET

Viscofán, niveles de sobrevaloración

El grupo Crown Food España, an­tigua Mivisas en­va­ses, abo­nará una in­dem­ni­za­ción de 6,7 mi­llones de euros a Viscofán por la uti­li­za­ción in­de­bida de una de sus pa­tentes tras el acuerdo al­can­zado por ambos gru­pos.

El fabricante de envolturas artificiales de celulosa para productos cárnicos recibirá este importe seis meses después de que el Tribunal Supremo condenara a Mivisa al pago de más de 8 millones de euros a Viscofan por la infracción de una patente del grupo.

En concreto, el Supremo condenó a Mivisa al pago del 15% del beneficio obtenido por explotación indebida de la patente de la filial de Viscofán, Industrias Alimentarias de Navarra, entre el 16 de julio de 2006 y el 8 de enero de 2013. Tras esta condena y con el fin de acabar definitivamente con el contencioso judicial, ambos grupos han querido cerrar un acuerdo con una compensación ligeramente inferior a este importe con la que todos salen ganando.

Esta buena noticia para Viscofán que, sin embargo, no resuelve el deterioro experimentado por sus cuentas en los últimos meses, afectadas por un tipo de cambio desfavorable y por la preocupante caída los márgenes que, según los expertos de Bankinter, tardarán en recuperarse debido a la fuerte presión sobre los costes en un entorno de alzas de las materias primas y alta volatilidad en divisas.

Eso ha provocado un balance decepcionante en el primer trimestre con unos resultados bastante por debajo de lo previsto por el consenso del mercado, lo que pone en duda la capacidad del grupo para alcanzar sus objetivos fijados para final de año, basados únicamente en su actividad.

Esta debilidad sí se ve contrarrestada en buena medida por otros aspectos positivos como la saneada situación financiera del grupo, sin apenas deuda gracias a la fuerte reducción de la inversión, o la puesta en marcha la nueva planta de producción en Caseda en el primer tercio del año.

Pese a todo, los nubarrones en el horizonte de Viscofán han llevado a los analistas de Bankinter a recortar recientemente su estimación de precio objetivo sobre la cotizada española de 53 a 52,5 euros por acción, con recomendación de vender pues esta estimación se sitúa muy lejos de su actual precio de mercado, sobre los 59 euros.

Este precio es el más alto alcanzado en Bolsa en la historia del fabricante de envoltorios de celulosa y supone a juicio de muchos expertos una preocupante sobrevaloración del grupo. Aunque, lo cierto, es que su cotización viene desarrollando una impecable tendencia alcista desde finales de 2016 sin grandes síntomas de agotamiento desde el punto de vista técnico.

Artículos relacionados