La fuerte caída ex­pe­ri­men­tada por el sector de las ac­ti­vi­dades fi­nan­cie­ras, el prin­cipal mo­tivo

Las empresas siguen con la operación bikini: las ampliaciones de capital, bajo mínimos

Los pro­cesos de am­pliar ca­pital por parte de las com­pañías se hun­dieron un 85,2% en junio

cotización en bolsa
cotización en bolsa

A me­dida que se van ten­sio­nando las vías de fi­nan­cia­ción pa­rece que las com­pañías em­piezan a re­la­jarse en lo que había sido un au­tén­tico boom en los úl­timos años. Y es que re­cu­rrir a las am­plia­ciones de ca­pital se había tor­nado en una di­ná­mica im­pe­rante en el mer­cado es­pañol para aco­meter nuevos pro­yectos o bien para cua­drar los ba­lan­ces. Ejemplos hay miles en los úl­timos tiem­pos. Sin em­bargo, los datos de­mues­tran que la ten­dencia está cam­biando y que ahora los ob­je­tivos prio­ri­ta­rios son otros.

Llegan nuevos tiempos para las empresas españolas. Eso es lo que se descifra después de conocer que las ampliaciones de capital llevadas a cabo por las compañías nacionales se desplomaron en junio un 85,2%. Un descalabro importante de este tipo de operaciones hasta los 1.232,29 millones de euros, llegando así a su mínimo histórico, tal y como publicaba la agencia de calificación Axesor.

El grifo se ha quedado congelado en los últimos meses. Tanto, que en el primer semestre del ejercicio las ampliaciones de capital fueron de 14.235 millones de euros. En términos absolutos, un 39,5% menos en relación al año anterior y un dato que refleja la cota mínima desde que hay registros. Así, doce de los veinte sectores analizados terminaron el periodo entre enero y junio con descensos y hasta cinco con cifras bajo mínimos.

La dinámica es absolutamente relevante teniendo en cuenta todos los factores que pesan en la actualidad y con unas perspectivas sobre la Unión Europea en la que se presume que el BCE subirá los tipos de interés en el segundo semestre de 2019. La macro juega su papel para acometer este tipo de operaciones, tal y como señalan fuentes del mercado consultadas.

De esta manera, Axesor indicaba que nunca en el mes de junio las ampliaciones de capital habían registrado menos de 2.000 millones de euros. Es decir, que tampoco había sucedido en ningún caso durante que el primer semestre concluyera por debajo de los 15.000 millones de euros. Se trata de un hecho bastante atípico y novedoso.

Las actividades financieras lastran las operaciones

La pregunta es qué es lo que ha motivado este fuerte descenso, más allá de la fotografía macroeconómica que existe ahora mismo en el panorama español. Las mismas fuentes del mercado concretan que el factor principal que ha llevado a que se produzca este fuerte descenso es la gran caída experimentada por el sector de las actividades financieras en las ampliaciones de capital, que se hundieron un 91 % en junio con respecto al mismo mes del pasado año, hasta sumar 207,9 millones de euros.

Con todo y con ello, Axesor afirmaba que esta debacle tiene que ver también con el “extraordinario” comportamiento de junio del pasado ejercicio, momento en el que se logró un volumen de ampliaciones de 8.336,8 millones de euros, lo que supuso un récord histórico para ese mes. No obstante, eso tampoco justificaría la sangría de este 2018 en los seis primeros meses del año.

“Una parte sustancial de estas operaciones estuvieron vinculadas entre sí, y respondían mayoritariamente a una gran reestructuración de una misma entidad”, comentaba la agencia de calificación.

Así pues, el informe indica que los importes movilizados en el sector de actividades financieras el mes pasado fueron “anormalmente bajos”, dado que desde septiembre de 2005 no se registraba un mes con un volumen más inferior. “Completada la reorganización del sector y con el grifo del crédito abierto, la banca no precisa recurrir tanto a las ampliaciones de capital como en otros años”, concluía Axesor.

El dato de junio también se explica por el comportamiento del sector de las actividades inmobiliarias, donde los volúmenes se situaron por debajo de la media en la que se suele mover el sector. Con todo, el capital captado en esta área fue un 23,5% del total de los importes movilizados por el conjunto de las sociedades mercantiles españolas en el mismo periodo.

Artículos relacionados