Su pre­si­dente y mi­nistro de Energía de EAU, Al Mazrouei, se ha en­tre­vis­tado con re­pre­sen­tantes del Gobierno

Los dueños árabes de Cepsa tiran la toalla y pretenden venderla en Bolsa

El fondo Mubala, de Abu Dabi, lleva meses bus­cando un socio para fi­nan­ciar su ex­pan­sión

Cepsa dejará y volverá a cotizar
Cepsa volverá a cotizar.

Cepsa, con­tro­lada al 100% por el hol­ding em­pre­sa­rial Mubala Investment Company, de Abu Dabi, está en vías de volver a co­tizar en Bolsa para poder dar en­trada en su ca­pital a fondos de ca­pital riesgo. Esta es unas de las exi­gen­cias que están po­niendo los ase­sores in­ter­na­cio­nales a las au­to­ri­dades del Emirato para que un in­versor ins­ti­tu­cional compre una par­ti­ci­pa­ción de la com­pañía y fi­nancie parte de la ex­pan­sión del grupo. Cepsa no ha sido un buen ne­gocio para los ca­pi­ta­listas ára­bes.

El presidente de Cepsa, Suhail Mohamed Farag Al Mazrouei, lleva meses intentando buscar un inversor que aporte capital sin que, por el momento. ningún fondo haya querido apostar por la petrolera. El hermetismo que presenta el holding árabe en sus operaciones no genera toda la transparencia que exigen los fondos a la hora de invertir.

De ahí que los grupos de asesores internacionales que están participando en el proyecto, hayan aconsejado sacar, primero, a Bolsa un paquete -aún por determinar-, y otra parte del capital colocarlo entre un fondo o varios.

La salida a Bolsa de la compañía obliga al Emirato a ser mucho más transparente y más ágil en las cuentas de la sociedad y, aunque la intención de las autoridades de Dubai es seguir con el control, la desinversión de un paquete accionarial supone que tiene que dar entrada en el consejo a representantes de los fondos que adquieran una parte del capital.

Visita oficial a España

Según confirmó la propia Embajada de Emiratos Árabes Unidos (EAU), el ministro de Energía e Industria de EAU y presidente de Cepsa, Al Mazrouei, realizó el pasado lunes 16 una visita oficial a España en el marco de una gira que ha realizado a tres países. El presidente de Cepsa se ha entrevistado con la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez Bértolo, y el vicepresidente de la CEOE y vicepresidente de CEPYME, Juan Pablo Lázaro.

La visita a España no se produce por casualidad sino por la intención que hay en el seno del holding Mubala de vender una participación de la petrolera española. Igualmente, habrían existido contactos con el presidente de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, con el fin de sondear los movimientos para una futura cotización en los mercados bursátiles.

En 2011, el fondo de Abu Dabi, IPIC, compró a la francesa Total el 48,8% de las acciones de Cepsa convirtiéndose así en el único propietario. La petrolera dejó de cotizar en Bolsa el 8 de agosto de ese mismo año. Posteriormente, los fondos IPIC y Mubadala se fusionaron en 2017 y se creó el holding Mubadala Investment Company, actual propietario de la compañía española. Pedro Miró es quien lleva las riendas de la empresa como vicepresidente y consejero delegado.

Segunda petrolera tras Repsol

Cepsa es la segunda petrolera española tras Repsol. Su principal actividad ha sido el refino, el marketing y el negocio de química, pero con la creación del nuevo holding la empresa está desarrollando su actividad de exploración, de gas y electricidad. De ser una compañía solo petrolera, se ha convertido en una empresa energética global integrada presente en toda la cadena de valor del petróleo, del gas y la electricidad.

Concretamente, en el negocio de la exploración y la producción de crudo, incluye proyectos de producción onshore en el desierto de Argelia, en la jungla de Perú y en las llanuras de Colombia, y también offshore en Abu Dabi, Tailandia y Malasia.

Actualmente, cuenta con presencia en España, Latinoamérica, Norte de África, Oriente Medio y Asia, con una producción bruta superior a los 175.000 barriles de petróleo al día.

La cifra de negocio ascendió a 20.817 millones de euros en 2017 y registró un beneficio neto ajustado de 884 millones de euros. El Ebitda fue de 1.874 millones. A finales del pasado ejercicio contabilizaba una deuda neta de 1.722 millones, un 18% menos que en 2016. La plantilla ronda los 10.000 empleados.

La mayor vía de ingresos de la compañía procede del área del refino y la comercialización de combustibles con 597 millones de euros. La exploración y la producción de petróleo aportaron 145 millones, mientras que la química ascendió a 111 millones y el gas y electricidad 66 millones.

Respecto a las inversiones, ascendieron a 887 millones. La mayor parte fue destinada al refino y la comercialización con 565 millones; exploración y producción 170 millones; el área química 116 millones; gas y electricidad 21 millones y corporación 15 millones.

Artículos relacionados