DESDE EL PARQUET

Deoleo, calidad vs aranceles

La re­ciente de­ci­sión de la Comisión de Comercio Internacional de EEUU de pe­na­lizar con un arancel del 34,7% la ex­por­ta­ción de la acei­tuna de mesa es­pañola ha puesto en alerta al sector acei­tero y a las au­to­ri­dades co­mu­ni­ta­rias.

Los altos responsables del sector insisten en que no existe correlación entre la aceituna de mesa y el aceite de oliva, cuyo mercado es abierto y funciona muy bien, por lo que no hay motivos reales para ponerse la venta antes de recibir la pedrada.

Pero lo cierto, es que se trata de una nueva amenaza a un sector que ya se está viendo afectado tanto por la sequía del año pasado como por el exceso de lluvia de este. Máxime cuando es Trump el que tiene el tirachinas de la guerra comercial y por detrás tiene además la fuerte presión del lobby de california animándole.

Contra ello, explican en Deoleo, lo único que se puede hacer es apostar por un aceite de calidad y por sus componentes saludables para convencer a los consumidores y seguir ganando cuota de mercado frente aquellos que rebajan los pecios a costa de la calidad.

Por este motivo, y tras una primera fase de ajustes, la compañía ha puesto en marcha una segunda fase en su proceso de reestructuración que incluye acuerdos con los agricultores, con primas a la calidad, para incentivar el cultivo tradicional en España frente a la agricultura intensiva que se está realizando en otros países competidores.

En este sentido, la cotizada española está realizando fuertes inversiones para concienciar a los consumidores sobre las distintas propiedades del aceite de oliva virgen extra frente al resto de menor calidad. El grupo aceitero busca así impulsar el posicionamiento de sus principales marcas con el objetivo de incrementar su cuota de mercado que en la actualidad se sitúa en torno al 10% en todo el mundo.

De momento, la recuperación de las cuentas de la compañía parece darle la razón al nuevo equipo gestor. Algo que los expertos esperan se vea ratificado en la presentación de resultados del primer semestre. A la espera, las acciones de Deoleo suben un 6% en el ejercicio, confirmando el rebote alcista iniciado hace un año con el proceso de reestructuración.

Artículos relacionados