Telecomunicaciones, bancos y con­sumo, entre los sec­tores más co­di­ciados del mer­cado con­tinuo

A la espera de OPAs que animen un mercado que languidece

La enorme li­quidez de los po­ten­ciales com­pra­dores y las ope­ra­ciones hasta junio dis­paran las ex­pec­ta­tivas

Europac
Europac

“Todo se está dando para que veamos un buen nú­mero de opas en España en esta se­gunda parte del año. Los po­ten­ciales com­pra­dores tienen las al­forjas car­gadas y hay un alto nú­mero de em­presas que bien por su ta­maño ase­qui­ble, bien por las fuertes caídas que acu­mulan este año en bolsa o bien por su valor es­tra­té­gico, des­piertan un enorme in­te­rés”. Así de­fine la ac­tual co­yun­tura uno de los res­pon­sa­bles de uno de los grandes ban­queros de in­ver­sión in­ter­na­cio­na­les.

Los precedentes dicen que el mercado español está muy caliente. En el primer semestre se han puesto sobre la mesa ofertas públicas de adquisición por valor de unos 25.000 millones de euros incluida una operación de muy largo recorrido como Abertis que empezó a gestarse a lo largo de 2017. Además de la concesionaria, las socimi Hispania y Axiare, la papelera Europac, Saeta Yield y NH Hotel han inundado el mercado continuo de ofertas públicas de adquisición que en algunos casos están todavía sin resolver.

Pero si se cumplen las expectativas de los analistas, 2018 podría ser el año de mayor actividad desde que hace 10 años comenzó la gran crisis financiera. Un decenio en el que tras un duro proceso de reestructuración muchas compañías españolas han recuperado la velocidad de crucero. En el caso de los bancos, los problemas no han terminado, pero el financiero es un sector que ya ve la luz a la espera de que al fin en el verano de 2019 empiece a subir los tipos de interés en Europa desde el pozo del 0%.

“Llevamos años esperando fusiones bancarias que no llegan. Pero con la subida del precio del dinero a la vista hay que esperar movimientos”, señalan fuentes bursátiles. En la lista de empresas de Goldman Sachs que pueden ser objeto de una operación corporativa hay un lugar especial para Unicaja, cuyo valor de mercado ha caído por debajo de los 2.500 millones de euros después de que la entidad esté sufriendo la mayor recogida de beneficios en bolsa desde que debutó hace algo más de un año.

Goldman también había señalado (como otros muchos analistas) a primeros de año a Liberbank, uno de los bancos europeos que más se beneficiaría de una subida de tipos. Pero la firma estadounidense también ha guardado un sitio para Banco Sabadell, al que ve tanto como potencial cazador como potencial pieza en una hipotética operación corporativa. La entidad vale algo más de 8.200 millones de euro tras la caída cercana al 10% en el transcurso de 2018.

Otro sector en ebullición es el de telecomunicaciones. Euskaltel ha remontado el vuelo en bolsa este año tras un duro 2017 en el parqué y es uno de los grandes candidatos de los analistas a una OPA, como su rival MásMóvil. Las dos compañías suben alrededor de un 20% en bolsa, aunque en el caso de MásMóvil el crecimiento, tanto el del negocio como el de la cotización, sea imparable. Con un valor bursátil de algo más de 2.000 millones, la cuarta operadora española de telecomunicaciones es un bocado apetecible.

Otras dos compañías ligadas al consumo están también en las quinielas. La cadena de supermercados de descuento Dia está en muchos radares después de una caída cercana al 40% en bolsa. También Telepizza, después de un controvertido acuerdo con Pizza Hut que según la propia compañía le permitirá duplicar las ventas hasta los 1.100 millones de euros al año, ha desatado las especulaciones.

“Hay varios grupos grandes sondeando operaciones en España”, señalan fuentes de los bancos de inversión, que señalan otro sector en alza como el inmobiliario como posible objetivo. Creen que las opas de Colonial sobre Axiare y de Blackstone sobre Hispania son solo el comienzo de un proceso de concentración que apenas acaba de empezar en un sector que a su vez está en plena fase de expansión.

Artículos relacionados