MONITOR DE LATINOAMÉRICA

Constructoras y tec­no­ló­gicas ya están pre­sentes en la ca­dena de con­cursos con­vo­cados

España se apunta a la mejora aeroportuaria en Latam

La re­gión tendrá que in­vertir un mí­nimo de 53.150 mi­llones de euros hasta 2040

Aeropuertos
Aeropuertos

No es el do­rado pero para al­gunas po­dría ser su tabla de sal­va­ción ante el men­guante ne­gocio do­més­tico. La ne­ce­saria in­ver­sión en in­fra­es­truc­tura ae­ro­por­tuaria en Latam cons­ti­tuye una de las grandes opor­tu­ni­dades de ne­gocio para las em­presas es­pañolas en la re­gión. Y no sólo a nivel de eje­cu­ción de com­plejos nuevos o re­mo­de­la­ción y mo­der­ni­za­ción de ins­ta­la­ciones exis­ten­tes, sino tam­bién de pri­va­ti­za­ción de ae­ró­dromos y con­ce­sión de la ges­tión de la ac­ti­vi­dad.

La región, pese a los avances de los últimos años, presenta un gran déficit de infraestructuras, un hándicap de conectividad que lastra su desarrollo en varias áreas y afecta a sectores como el logístico, el comercial y el turístico.

Según un reciente análisis del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, Latam tendría que invertir 53.150 millones de dólares en aeropuertos entre 2016 y 2040 sólo para adecuar su capacidad al incremento de pasajeros, que llegará a 1.100 millones anuales al fin del período. En el informe ‘Análisis de inversiones aeroportuarias en América Latina al horizonte 2040’ se señala que el 50% de las inversiones (25.545 millones) debería realizarse en los primeros diez años (2017-26), dada la alta necesidad de capacidad del sector y se especifica que más del 80% estarán dirigidas a aeropuertos de gestión privada

El documento indica que hoy están en ejecución obras aeroportuarias en el área por 13.000 millones de dólares y que México, con proyectos por 16.969 millones; Brasil, con inversiones de 11.389 millones y Colombia (8.538 millones) concentran el 70% del total de inversión que se requiere teniendo en cuenta las proyecciones de tráfico y la falta de capacidad en los principales aeropuertos. Perú (10% de las inversiones precisas en toda la región (5.404 millones) y Chile (6%, 3.046 millones) se sitúan por detrás de ellos.

Según CAF, la inversión en terminales de pasajeros representa el 69% del total de las necesidades (36.931 millones), la construcción de nuevas pistas demanda una inversión de 8.986 millones (17% del total) y las facilidades logísticas para atender carga aérea, 3.127 millones (6%). El análisis contempla 220 proyectos ligados a un abanico preliminar de proyectos, de ellos 70 en la región andina. Los proyectos seleccionados en el informe excluyen los planes de ampliación de los aeropuertos de Cali y Barranquilla (Colombia), así como la construcción del nuevo aeropuerto del Cuzco (Perú), debido a que la financiación ya ha sido gestionada o su consecución es inminente.

Buenas perspectivas de negocio, en suma, para unas firmas españolas muy activas en los últimos años en el segmento de infraestructuras y gestión aeroportuaria en el área. En los últimos años, las constructoras españolas han intervenido en modernización de aeropuertos en México, Colombia, Perú, Chile, Brasil, Costa Rica y Jamaica. Solo Abertis ha dado un paso atrás, al abandonar la gestión aeroportuaria tras su fusión con Atlantia.

Acciona y FCC, integradas en el consorcio liderado por ICA y Carso de Carlos Slim se adjudicaron en 2017 el contrato para construir el edificio terminal del nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México por 3.900 millones. Sacyr logró en abril su primera concesión aeroportuaria en Chile al adjudicarse la ampliación, construcción y gestión por 6 años del aeropuerto El Tepual-Puerto Montt. En Perú, dos consorcios españoles, el formado por Sacyr, FCC y Aecom y el que reúne a Ferrovial y Dragados (ACS) bajo liderazgo de la estadounidense Bechtel pujan por el contrato para construir la nueva terminal del aeropuerto de Lima Jorge Chávez Internacional (700 millones). Un aeropuerto limeño cuya ampliación será supervisada hasta 2021 por Ineco.

FCC, Ineco y Sener participaron en el nuevo aeropuerto El Dorado de Bogotá, mientras que OHL ejecutó la plataforma de estacionamiento de aviones del Arturo Merino Internacional de Santiago y FCC acometió trabajos de mejora en el Juan Santamaría de San José (Costa Rica). Indra ha ganado contratos en Brasil para equipar torres de control y firmas españolas tienen en el punto de mira el nuevo aeropuerto de Guayaquil e interés por la licitación de El Dorado II de Bogotá, además de proyectos en Costa Rica. Aena, presente en la gestión de 12 aeropuertos en México a través de GAP y en Colombia (Cali y Cartagena) tiene interés en la privatización de la gestión de 13 aeropuertos en Brasil, en la que sería la quinta ronda privatizadora de aeropuertos en el país.

Según CAF, el tráfico aéreo de pasajeros en Latam tuvo un crecimiento medio anual del 8% en 2006-15, lapso en el que se duplicó el número de viajeros, de 162 a 322 millones. Se prevé que el área experimentará un alza del 5,2% en 2016-2040, a 1.100 millones de pasajeros/año, lo que requerirá de los aeropuertos una capacidad de 1.727 millones de pasajeros, cuando hoy pueden atender a 741 millones. Con potencial de crecimiento, el sector aéreo en Latam supone un impacto económico directo de 37.500 millones anuales.

Artículos relacionados