DESDE EL PARQUET

Solaria lidera a las renovables

El au­mento de la in­ver­sión y del con­sumo pone de ma­ni­fiesto que el cre­ci­miento de la energía solar se muestra im­pa­rable res­pecto al resto de op­ciones ener­gé­ti­cas. Un pro­ceso que debe romper con la con­si­de­ra­ción re­ciente.

No solo es que España sea el cuarto mercado fotovoltaico europeo por potencia instalada, sino que además la distancia con los países que están por delante es abismal.

Alemania lidera la apuesta en Europa por esta energía con 42,4 GW, seguida de Italia con 19,6 GW y el Reino Unido con 12,8 GW. Mientras, en España la potencia fotovoltaica instalada apenas alcanza los 5GW, un 10% del total de 49 GW que se producen. Un paradójico escenario teniendo en cuenta que España es el país que más irradiación solar recibe de toda Europa.

Situación que podría cambiar en los próximos años gracias al objetivo fijado por la Unión Europea de que un tercio de la energía que se use en 2030 en la zona sea procedente de energías renovables. Para ello, según la Asociación de Empresas de Energías Renovables, se prevén inversiones de cerca de 100.000 millones en los próximos 12 años.

Y el sector fotovoltaico español será uno de los principales beneficiados gracias a las favorables condiciones de nuestro país. Un mercado muy apetecible para los inversores, sobre todo para grandes fondos internacionales. Y es que la reducción de los costes y la mejora de la eficiencia aportada por las nuevas tecnologías están impulsando su rentabilidad y su atractivo económico.

Este cambio de perspectivas está contribuyendo a un cada vez mayor el interés inversor por la generación fotovoltaica, lo cual se refleja en las cotizadas del sector renovables en Bolsa. La más representativa es Solaria, que en lo que va de año ya ha multiplicado su precio por más de cuatro, después de haber sido también uno de los valores más alcista en 2017.

Unas subidas que están dando muestras de agotamiento en las últimas semanas. En este sentido, los expertos creen que el valor encuentra una fuerte resistencia en las inmediaciones de los 7 euros por acción, por lo que no cabría descartar un largo proceso de consolidación a corto y medio plazo antes de continuar su espectacular marcha alcista.

Artículos relacionados