DESDE EL PARQUET

Sniace, empiezan a repicar las campanas

Poco a poco van des­apa­re­ciendo las in­cer­ti­dum­bres que ve­nían pe­sando sobre Sniace tras su sa­lida de un com­plejo pro­ceso con­cursal gra­cias al plan es­tra­té­gico di­señado por la com­pañía para di­rigir su pro­ceso de trans­for­ma­ción.

Un mayor optimismo que se está reflejando con fuertes alzas en su cotización en plena ampliación de capital, la tercera en dos años, para respaldar dicho plan que ya empieza a calar en el ánimo de los inversores..

Buena culpa de esta mayor confianza la tiene el claro respaldo mostrado a la compañía por unos de sus principales accionistas en los últimos días. En concreto, Félix Revuelta ha dado ya instrucciones para suscribir la ampliación de capital en la proporción de las acciones que controla directa e indirectamente, lo que supone 30,7 millones de acciones.

Pero su apoyo al plan estratégico no se queda ahí, y ha hecho una petición para suscripción en segunda vuelta otros 10 millones de acciones. En el caso de que le fuera adjudicado este paquete adicional, Revuelta suscribiría un total del 13,5% de las acciones ofertadas en la ampliación, elevando su participación en la sociedad al 11,7%.

El proceso de reinvención de la compañía está empezando así a superar la delicada fase de incertidumbre por la falta de credibilidad del proyecto y por los fuertes niveles de deuda financiera a una segunda fase de mayor valoración de sus expectativas de futuro tras el duro proceso de renovación acometido.

En este sentido, el grupo asegura tener bajo control la deuda concursal de 82 millones de euros tras los acuerdos alcanzados con la mayoría de los acreedores y que se están cumpliendo con normalidad. Solo quedarían pendientes los capítulos de Fogasa y de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, pero en ambos casos se trata de deuda sujeta a litigios por lo que todavía no se ha fijado el importe final, impidiendo proceder a acuerdos.

Con el importe de la ampliación, 30 millones de euros, el grupo acometerá las inversiones valoradas en torno a los 17 millones de euros para optimizar los costes de producción. Al tiempo buscará mejorar la competitividad con productos de alto valor añadidos, reforzar su balance y acelerar la puesta en marcha del 100% de su actividad productiva que en la actualidad solo alcanza el 70%.

El equipo gestor de Sniace espera verse beneficiado además por la guerra comercial abierta por Trump. Aunque la compañía exporta más del 95% de la producción y el nuevo orden arancelario modifica las reglas del juego, lo cierto es que para la compañía se abre una importante ventana estratégica.

La fibra textil que China exporta en grandes cantidades a EEUU podría perder competitividad a favor de los productos de alto valor añadido de Sniace. Eso sin contar con la fuerte demanda de la industria textil de sus productos como sustitutivos del algodón. Para ello, la cotizada española se está posicionando en productos de alto valor añadido para conseguir una sustancial mejora de los márgenes y del beneficio de explotación.

Estas positivas expectativas están impulsando las subidas de Sniace en las últimas sesiones, sube del orden del 10% en la semana y están permitiendo recortar los fuertes castigos que venía acumulando el valor desde principios de año. Los expertos, sin embargo, señalan que todavía es pronto para echar las campanas al vuelo.

Artículos relacionados