Monitor del Seguro

El peso de la red ban­caria en la fac­tu­ra­ción por primas su­pera el 40%

Cambios en el mapa de alianzas entre bancos y aseguradoras

Banco Santander se queda con la com­pañía Aegon y rompe con Allianz

Ana Botin, Banco Santander
Ana Botin, Banco Santander

El mapa de alianzas entre bancos y ase­gu­ra­doras para ex­plotar el ne­gocio de la venta de pó­lizas está cam­biando. Uno de los mo­vi­mientos más sig­ni­fi­ca­tivos lo acaba de pro­ta­go­nizar Santander. Tras la compra de Popular le que­daba por re­solver al banco que pre­side Ana Patricia Botín qué hacer con la alianza de Popular con Allianz, una coope­ra­ción con so­lera, desde 1988.

La entidad cántabra ha tomado la decisión de terminar con esta joint venture al anunciar una ampliación del acuerdo que mantiene Santander con Aegon, que se convierte en el futuro socio asegurador de Banco Santander en España para los negocios de Vida Riesgo y de varios ramos de seguros generales tras la integración de Popular en Santander.

Por esta ampliación del acuerdo Aegon pagará 215 millones y, en función del rendimiento de la alianza, un pago variable de hasta 75 millones, que será abonado tras los cinco primeros años. Bastante más, probablemente, tendrá que pagar Santander por romper la alianza con Allianz. Hay que recordar que la aseguradora alemana blindó su acuerdo con Popular con el establecimiento de una cláusula por la que si el banco se fusionaba con otra entidad o un accionista superase el 20% del capital, Allianz tendría una opción de venta por su 60% en la joint venture, que tendría que recomprar Popular. Según las estimaciones de UBS, ese porcentaje tendría un valor de 1.300 millones de euros. Mucho dinero.

Desde algunos ámbitos ya se apunta la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo para compensar a la aseguradora germana, por la que ésta tendría que acudir al laudo arbitral. Habrá que esperar para saber cómo se resuelve finalmente esta disputa. Mientras tanto, lo único claro es que Aegon ha salido ganando con la ampliación del acuerdo: “Con un crecimiento medio anual de primas brutas emitidas del 12% en el periodo 2014-2017, la alianza de bancaseguros con Banco Santander en España ha sido comercialmente satisfactoria. En este sentido, se estima que el nuevo acuerdo logrado con Banco Santander, gracias al cual se comercializarán, entre otros, productos de Vida Riesgo, Hogar y Salud, suponga un incremento significativo de este crecimiento”, afirmaba desde La Haya la aseguradora holandesa tras anunciarse el acuerdo.

Otra alianza que se acaba de ampliar es la de Santalucía y Unicaja Banco. A finales de junio, la aseguradora anunció un acuerdo por el que la red comercial de Unicaja Banco y España Duero comenzarán a vender los seguros de Decesos de Santalucía (Decesos Asistencia Familiar iPlus y Asistencia Sénior a Prima Única). La relación entre ambas entidades se inició en mayo del pasado año, cuando Santalucía anunció la compra del negocio de Vida y Pensiones de la filial en España de Aviva y las alianzas de Vida y Planes de Pensiones que tenía con Unicaja Banco y su filial España Duero. Tras este movimiento, el Grupo Unicaja Banco y Santalucía se convirtieron en socios estratégicos en seguros de Vida y Planes de Pensiones y pasaron a compartir al 50% las sociedades Unicorp Vida y Caja España Vida.

La aseguradora explica que esta ampliación de la alianza se enmarca dentro del Plan Estratégico Transforma 2020, que contempla el desarrollo del canal bancaseguros como vía para la diversificación del negocio y, también, como uno de los canales de distribución con mayor potencial para la compañía. A día de hoy, el canal de bancaseguros representa un 31% de la capacidad de distribución de Santalucía.

También este año, en marzo, Bankia anunció nuevos pasos en el marco del proceso de reordenación del negocio de bancaseguros puesto en marcha tras la fusión con Banco Mare Nostrum (BMN). La entidad compró el 50% de la aseguradora de Caja Granada Vida y la de Caja Murcia Vida y Pensiones, poniendo fin a las alianzas en materia de bancaseguros con Aviva (heredadas de BMN). De esta manera, Mapfre se quedó como socio exclusivo de seguros del banco tras su fusión con BMN.

Todos estos movimientos se traducirán en un incremento del peso de la red bancaria en la facturación total por primas, que a finales de diciembre superaba el 40%, más de 25.400 millones de euros. En estas cuentas se incluyen las joint venture creadas entre bancos y aseguradoras y también las aseguradoras que son 100% filiales de una entidad de crédito, y que son las que a día de hoy más volumen de negocio mueven, unos 17.000 millones de euros, liderando a todas ellas VidaCaixa, con 9.666 millones en primas a finales del pasado año. Hay otro dato que muestra mejor el ‘reparto de poderes’ en la venta de seguros: los operadores de bancaseguros acaparan el 61,44% de la nueva producción, que son las pólizas contratadas en el ejercicio (frente a las que componen la cartera, que son las conseguidas en años anteriores), según los datos que acaba de publicar ICEA correspondientes a 2017.

El avance de la influencia de la banca en el negocio asegurador está generando suspicacias en otras canales de distribución, fundamentalmente en el de los mediadores, que lo consideran una amenaza. De hecho, es algo de lo que se habla en todos los foros a los que asisten, la mayoría de las veces para denunciar las malas prácticas en bancaseguros en contra de los intereses de los clientes. Agentes y corredores todavía dominan el mercado de la distribución de seguros, pero por poco: controlan el 43,3% de las primas, pero solo el 30,7% del negocio de nueva producción.

El incremento del peso de las redes bancarias en el mercado asegurador parece una tendencia imparable. No solo en España, también está cogiendo fuerza en el resto de Europa. Como muestra, un par de ejemplos recientes. En marzo, ING y AXA anunciaron una alianza por la que la aseguradora venderá sus productos a los clientes de ING en 6 países: Francia, Alemania, Italia, República Checa, Austria y Australia; y en junio, Grupo Allianz y UniCredit firmaron un acuerdo de cooperación a largo plazo para la región de Europa del Este y Central (CEE) por el que el banco italiano se convierte en socio exclusivo de Allianz a la hora de proveer a sus clientes acceso a seguros de Vida y No Vida en Bulgaria, Croacia, República Checa, Hungría, Rumanía, Eslovenia y Eslovaquia.

Artículos relacionados