La cons­truc­tora es­tudia em­prender ac­ciones le­gales contra el cons­tructor por daños y per­jui­cios

Sacyr escenifica su guerra con Carretero y le echa del consejo

Manrique acusa al ex con­se­jero de “conducta des­leal” y de “incumplir sus de­beres le­gales y es­ta­tu­ta­rios”

Manuel Manrique, en la  junta general de 2017.
Manuel Manrique, en la junta general.

Manuel Manrique, pre­si­dente de Sacyr, ha sor­teado una de las juntas más duras desde que ate­rrizó en la cons­truc­tora. Minutos antes que los ac­cio­nistas to­masen asiento en sus bu­ta­cas, el con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción había acor­dado exigir la di­mi­sión del con­se­jero dís­colo, José Moreno Carretero, “por con­ducta des­leal” e in­cum­pli­miento de “sus de­beres le­gales y es­ta­tu­ta­rios como con­se­je­ro”. Al ne­garse a ello, la junta le echó por am­plia ma­yo­ría. Una es­ce­ni­fi­ca­ción de la guerra lar­vada con el ac­cio­nista mi­no­ri­tario que po­dría acabar en los Tribunales .

La decisión fue posteriormente ratificada por amplia mayoría de los accionistas asistentes a la junta y, después que, en el turno de preguntas, el abogado de José Moreno Carretero, Pablo Olivera, calificase la expulsión de “kafkiana”. “Ustedes han creado el primer mártir de la transparencia”, dijo el representante jurídico de Beta Asociados. “Moreno ha demostrado más independencia que la de muchos consejeros a los que les pesa el cargo de independiente”, señaló.

Tras la expulsión de Moreno, el consejo se recorta, de momento, de 14 a 13 miembros. El órgano de gobierno de la compañía analizará ahora si se le sanciona a Moreno Carretero por daños y perjuicios causados a la empresa constructora por las actuaciones realizadas en las últimas fechas o si se presenta una demanda contra Moreno. “La junta es soberana y haremos lo que sea justo. Pero es muy grave lo que ha ocurrido”, declaró Manrique a los periodistas. Se le responsabiliza de que con sus actuaciones el valor de la compañía está siendo castigada en los mercados bursátiles.

Una decisión dolorosa

El máximo responsable de Sacyr se presentó en la sala de prensa visiblemente fatigado por toda la tensión que se había creado antes de su comparecencia en la junta, y el posterior desarrollo de la misma, que se alargó hasta las 15 horas, desde las 12 de la mañana que había dado comienzo. En sus manifestaciones, Manrique admitió que había sido una decisión “dolorosa” pero reconoció que no les había quedado otra opción después de lo que estaba pasando. “Ha sido un paso difícil. Nos ha costado mucho trabajo y lo lamento a nivel personal”, subrayó.

A la pregunta de por qué se la había pedido a Moreno Carretero que saliera del consejo de Sacyr, Manrique respondió firmemente: “ha ido en contra de los intereses estatutarios. No ha defendido el interés social de la compañía y no ha tenido lealtad como consejero”.

El presidente de Sacyr acusó a Carretero de trasladar los debates del consejo a los medios de comunicación, “cuando -dijo- eso va en contra del interés de la compañía”. “Exponer en los medios las diferencias que había en el consejo es inadmisible”, comentó Manrique en rueda de prensa.

Situación insostenible

El enfrentamiento de Carretero con el equipo directivo y con el resto de los miembros del consejo viene de atrás, aunque en los últimos días previos a la junta la situación la situación se había convertido en insostenible. De hecho, la pasada semana Moreno Carretero interpuso una demanda ante los Juzgados de lo Mercantil, de Madrid, para impugnar la modificación del reglamento del consejo de Sacyr, según la cual, los consejeros sólo podrán comprar o vender títulos de la compañía previa autorización del máximo órgano de dirección, algo que, desde la empresa niegan, y dicen limitarse únicamente a los productos derivados.

“Esta actuación, junto con otros hechos anteriores, han llevado al consejo a tener que proponer, muy a su pesar, el cese y separación de Beta Asociados de su cargo como consejero, al entender que ha infligido sus deberes y está lesionando el crédito, la reputación y el buen nombre de la compañía”, señaló Manrique en la junta.

El accionista Moreno Carretero elevó su participación hace meses de un 5% hasta un 12,5% gracias a los derivados que dice representar y que controla a través de contratos de préstamo de acciones. Días pasados había comentado también su propósito de aumentar su participación para aumentar su representación en el consejo de la compañía.

Modificar los estatutos de la sociedad

El constructor manchego proponía además que se modificasen los estatutos de la constructora, de forma que, cuando el presidente cumpla 65 años, se nombre consejero delegado, cargo que ahora no existe en la constructora. La junta ha aprobado modificar los estatutos para que los consejeros ejecutivos pongan su cargo a disposición del consejo cuando estos cumplan 65 años. Manuel Manrique cumplirá los 65 años en 2019.

Durante el transcurso de la junta y en alusión también a Carretero, Manrique dijo que “nada ni nadie puede poner en duda la solidez de Sacyr”. “Dejar la compañía en manos de intereses anacrónicos, sería volver al pasado y revivir situaciones poco transparentes que, afortunadamente, dejamos atrás”, recalcó.

El presidente de la constructora negó, no obstante, conocer los motivos personales de la batalla de Carretero, aunque implícitamente admitió que su plan podría ser tener un mayor peso en el consejo de administración. Asimismo, dijo que preferiría que el problema no se ampliase. “Nosotros querríamos que no. El ruido siempre es malo para la compañía, pero no depende de mí”.

Aparte de los problemas en el consejo, Manuel Manrique valoró los resultados alcanzados por la compañía en 2017, con un volumen de negocio de 3.100 millones de euros (+8%), un ebitda de 422 millones (+17,5%) y una deuda que se ha visto reducida de 11.400 millones de euros en 2015 a 3.400 millones actualmente. El volumen de la cartera de negocio asciende a 41.000 millones, de los cuales el 73% son proyectos a realizar fuera de España.

Respecto a Repsol, empresa en la que Sacyr posee un 8% del capital, destacó la marcha del grupo petrolero y el plan estratégico que el equipo directivo acaba de presentar. Manrique dijo que había sido aplaudido por el mercado en bolsa, lo que suponía una excelente noticia para la compañía.

Artículos relacionados