DESDE EL PARQUET

Gestamp apunta al Ibex 35

Superado ya el primer año en Bolsa es­pañola, los ac­cio­nistas de Gestamp no po­drían estar más sa­tis­fe­chos, fe­lices y con­tentos de ale­gría.

Los títulos de la empresa multinacional especializada en el diseño y la fabricación de componentes metálicos de alta ingeniería para la industria del automóvil acumulan una revalorización del 30%, convirtiéndose en una de las mejores incorporaciones al mercado de los últimos años.

La empresa, sin embargo, no se conforma con ello y ya ha empezado a preparar su salto al Ibex 35. En estos días, el equipo gestor ha procedido a la venta del 1,48% del capital a inversores institucionales a través de ACEK, el vehículo inversor de la familia Riberas.

Con esta venta, Gestamp cumple el objetivo de superar el 30% de “free float”, condición necesaria para elevar su coeficiente aplicable de ponderación del 40% al 60%, lo cual contribuirá a cumplir de forma más holgada con la fórmula utilizada por el comité asesor del selectivo para decidir los componentes de este índice.

Pese a ser un paquete importante, las acciones del grupo no se han resentido en absoluto. Muy al contrario han marcado nuevos máximos tras superar en mayo la barrera de los 7 euros por primera vez en la historia con una revalorización en el año cercana al 25%.

Las perspectivas de dar el salto de calidad al selectivo y la buena marcha del negocio, con el sector del automóvil en pleno auge, justifican más que de sobre este interés inversor. Al respecto, Gestamp mejoró un 14,2% su beneficio neto en el primer trimestre, hasta los 62,8 millones de euros, mientras que los ingresos aumentaron un 3,8% y su Ebitda creció un 10,1%.

Esta solidez ha llevado a los analistas de Renta a poner en revisión el precio objetivo del grupo para comprobar cuál es su potencial, aunque de momento reiteran su recomendación de sobreponderar.

Artículos relacionados