El im­pacto po­si­tivo en ca­pital ses de 15 puntos bá­sicos in­clu­yendo la re­compra del 51% de Servihabitat

CaixaBank se deshace de 7.000 millones de su cartera inmobiliaria a Lone Star

Gortázar: "Adelantamos va­rios años el ob­je­tivo es­tra­té­gico de pres­cindir de ac­tivos im­pro­duc­ti­vos"

Gonzalo Gortazar
Jordi Gual y Gonzalo Gortázar.

CaixaBank ha acor­dado este jueves tras­pasar a una com­pañía pro­piedad de los fondos Lone Star Fund X y Lone Star Real Estate Fund V (Lone Star) el 80% de su ne­gocio in­mo­bi­liario y la com­pañía Servihabitat Servicios Inmobiliarios, S.L. A oc­tubre de 2017, la va­lo­ra­ción ini­cial del 100% del ne­gocio in­mo­bi­liario se es­ti­maba en 7.000 mi­llones de eu­ros. La car­tera in­mo­bi­liaria tenía un valor bruto de apro­xi­ma­da­mente 12.800 mi­llones de eu­ros.

Una vez CaixaBank complete la recompra del 51% de Servihabitat, operación cuya ejecución está todavía pendiente de autorización por la CNMC, CaixaBank aportará el negocio inmobiliario a una nueva sociedad de la que venderá el 80% a Lone Star, y mantendrá una participación del 20%. Lone Star y CaixaBank firmarán un acuerdo para regular sus relaciones como socios de la nueva sociedad.

El precio de la venta del 80% de la nueva sociedad será el 80% de la valoración final del negocio inmobiliario a la fecha de cierre, que dependerá principalmente del número de activos inmobiliarios que permanezcan en la nueva compañía en esa fecha (es decir, según el número de activos vendidos entre el 31 de octubre de 2017 hasta el cierre de la transacción).

Para Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, se trata de una “operación que supone adelantar varios años nuestros objetivos estratégicos de reducción de activos problemáticos, permitiendo posicionar a CaixaBank como uno de los bancos con el balance más saneado del mercado español”.

Como parte de la operación, Servihabitat seguirá prestando servicios a los activos inmobiliarios del Grupo CaixaBank durante un período de 5 años en virtud de un nuevo contrato de servicios que permitirá a CaixaBank alcanzar un mayor grado de flexibilidad y eficiencia, incluida la reducción de costes y los ahorros anunciados el 8 de junio de 2018 en relación con la recompra del 51% de Servihabitat.

Se estima que la desconsolidación del negocio inmobiliario tendrá un impacto neutral en la cuenta de resultados y un impacto positivo estimado de 30 puntos básicos en la ratio de capital CET 1 fully loaded. El impacto combinado con la recompra del 51% de Servihabitat anunciada el 8 de junio de 2018 se estima en +15 puntos básicos de la ratio de capital CET 1 fully loaded.

Los ahorros de costes a alcanzar a través de esta operación se estiman en 550 millones de euros antes de impuestos durante los tres años siguientes (2019-2021), incluido el nuevo contrato de servicing con Servihabitat.

La operación está sujeta a las autorizaciones regulatorias y otras condiciones habituales en este tipo de operaciones, incluida la autorización de las autoridades europeas de competencia. El cierre está previsto en el último trimestre de 2018 o en el primer trimestre de 2019.

Artículos relacionados