DESDE EL PARQUET

Deoleo engrasa la maquinaria

Los ope­ra­dores no le quitan el ojo a Deoleo, que ha ex­pe­ri­men­tado una im­por­tante re­va­lo­ri­za­ción en los días pre­vios a la junta de ac­cio­nistas de este jue­ves, con la re­no­va­ción del nuevo equipo gestor y de las cuentas del grupo acei­tero.

La compañía redujo sus pérdidas en el primer trimestre del año hasta los 1,5 millones de euros, un 81% inferiores a los 7,6 millones de pérdidas contabilizadas en marzo del año pasado. El resultado de explotación (Ebit) creció un 90% hasta los 4,4 millones de euros gracias a la reducción de los costes operativos fruto de las medidas de reestructuración adoptadas el año anterior.

El Ebitda, por su parte, empieza a mostrar un significativo cambio de tendencia al alza, pese a verse afectado en el primer trimestre por la volatilidad del tipo de cambio y por la ejecución de un nuevo modelo de distribución en India.

Esta positiva evolución de sus cuentas, no hay que olvidar que cerró 2016 con unas pérdidas cercanas a los 180 millones de euros, acentúa el optimismo de sus accionistas hacia la pronta consecución del punto de equilibrio. Máxime cuando el consumo de aceite de oliva extra, segmento por el que está apostando la compañía, está creciendo a buen ritmo y ya representa más del 50% del consumo total en España.

Con todo, los expertos técnicos achacan el reciente movimiento alza del valor a la ruptura en su tercer intento de la resistencia que encontraba sobre los 0,18 euros. Una vez consolidada esta ruptura, lo más normal es que el valor salga del letargo al que ha estado sometido en los últimos diez meses con un importante rebote que le debería llevar por encima de los 0,2 euros.

Artículos relacionados