DESDE EL PARQUET

Ferrovial, autopista alcista

La ex­ce­lente evo­lu­ción de los ac­tivos de in­fra­es­truc­turas de Ferrovial en tér­minos de trá­fico, re­sul­tados y ge­ne­ra­ción de be­ne­fi­cios, man­tienen al grupo en el radar de los ope­ra­dores como uno de los va­lores es­pañoles con mayor po­ten­cial.

Una confianza que se ha visto reforzada en estos días por el visto bueno del Parlamento británico a la construcción de la tercera pista de Heathrow de la que el grupo controla un 25% del capital. La ampliación del aeropuerto londinense queda ahora pendiente de las negociaciones con IAG para la financiación del proyecto ya que la aerolínea es reacia a incrementar las tarifas aeroportuarias para dicho fin.

En este sentido, los expertos de Renta 4 consideran que el riesgo de que estas negociaciones no salgan adelante es muy reducido. Aún así, la construcción no empezará antes de 2021 y la puesta en marcha está prevista a partir de 2026. La noticia para el grupo, por tanto, es buena pero sin grandes repercusiones en el corto plazo.

En cualquier caso, si viene a confirmar la buena marcha del negocio de infraestructuras de Ferrovial que está ayudando a compensar un período de menores márgenes en construcción y servicios. Otros aspectos preocupantes se derivan tanto del aumento de los costes de financiación como de la volatilidad en el tipo de cambio que pueden afectar a sus cuentas.

Factores que influyeron en unos resultados al cierre del primer trimestre algo inferiores a los previstos. Los analistas de Bankinter, sin embargo, creen que la fase más adversa para el grupo ha quedado atrás, ya que todos estos factores negativos se irán mitigando en los próximos meses.

La firma, por tanto, considera que a los precios actuales presenta una gran oportunidad de compra con un precio objetivo de 22,7 euros por acción. Las acciones de Ferrovial cotizan en torno a 17,6 euros por acción, un 5% por debajo del nivel de comienzos de año, lo que implica un potencial de revalorización superior al 25%.

En la misma línea se mueven los expertos de Renta 4, que recomiendan sobreponderar con una estimación objetiva de 22,5 euros por acción. Además de sus buenos fundamentales, la firma recuerda además el reciente cambio de sede del holding de los negocios internacionales de Londres a Ámsterdam con el fin de mantenerse dentro de la normativa europea y así protegerse del Brexit.

Los expertos técnicos, por su parte, no lo tienen tan claro. El valor lleva anclado desde 2016 en una larga tendencia lateral desde 2016. En ese período ha realizado un par de amagos de romper al alza, pero ha vuelto de inmediato al redil, y de momento no hay signos técnicos que inviten al optimismo del análisis fundamental. Para ello deberá romper antes dos importantes resistencias sobre los 18,2 euros y en torno a los 19 euros. Algo que no parece muy factible en el corto plazo.

Artículos relacionados