Plaga y con­ta­mina su dis­curso inau­gural del curso de la APIE de tér­minos tec­no­ló­gicos

Torres (BBVA) se pega un 'masaje digital completo' en el Palacio de la Magdalena

Mimetiza a FG y re­prende a los su­per­vi­sores por sus ad­ver­ten­cias sobre las crip­to­mo­nedas

Carlos Torres
Carlos Torres, BBVA.

Carlos Torres mi­me­tiza a su jefe, que todo se pega, y se da un baño tec­no­ló­gico al más puro es­tilo FG. Más allá de de­pó­si­tos, már­genes de in­terés o pro­vi­sio­nes, el con­se­jero de­le­gado del BBVA ha apro­ve­chado su dis­curso inau­gural del curso que la APIE en el Palacio de la Magdalena de Santander para uti­lizar todos los tér­minos tec­no­ló­gicos que tanto con­trola. Mientras, el tam­bién di­gital Francisco González (FG) ha vuelto a ser el gran au­sente por tercer año con­se­cu­tivo en esta cita va­ca­cional que pa­tro­cina su grupo.

Durante esta semana se debate en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, durante el tradicional curso que organiza la Asociación de Periodistas de Información Económica, sobre los retos que supone el tan nombrado como casi desconocido blockchain. En ese microclima, el consejero delegado del BBVA, Carlos Torres, ha encontrado su hábitat propio.

Justo al lado de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el número dos del BBVA ha suplido por segundo año consecutivo (hubo otro, con la presencia del comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete, en el que la inauguración recayó en el consejero ejecutivo del banco, José Manuel González-Páramo) a su también tecnológico presidente, Francisco González (FG).

En el actual curso que se celebra hasta el próximo viernes en el Palacio de la Magdalena, Torres ha podido sembrar casi todo su discurso de una infinidad de términos tecnológicos y tan sólo ha pronunciado uno financiero: préstamo. En un principio para indicar que ya fueron pioneros en otorgar uno a Indra por blockchain y después para indicar que están listos para negociar créditos sindicatos mediante esta tecnología de bloques.

La pasión del BBVA, con FG a la cabeza, por la revolución digital ya es conocida desde hace años. Su consejero delegado ha ido incluso más lejos y ha reprendido a los supervisores y reguladores por sus advertencias sobre las criptomonedas, como el bitcoin. En su opinión, no se trata de especulación sino de una oportunidad de negocio para las entidades financieras.

Impuesto erróneo

Si el consejero delegado del BBVA se mostraba más que complaciente con el discurso digital de la ministra de Industria, la afinidad, fingida o sincera, se rompía respecto al impuesto especial a la banca para el mantenimiento de las pensiones. Carlos Torres considera que es "una medida errónea" y que la justificación del rescate no es válida, ya que las ayudas fueron "a las cajas de ahorros".

La ministra Reyes Maroto se mostró más cauta que su líder, Pedro Sánchez, cuando anunció dicha tasa cuando estaba en la oposición y sin visos de poder alcanzar el Gobierno de España. Según la titular de Industria, cualquier medida para el mantenimiento del sistema público de pensiones se tendrá que tomar en el marco del Pacto de Toledo que ya se ha reactivado.

Menos locuaz se mostró el consejero delegado del BBVA sobre su futuro al frente del grupo. Aunque Carlos Torres figura como el potencial relevo de Francisco González cuando éste llegue el próximo año a los 75 años de edad, y con Jaime Caruana en medio, se remite al Consejo de Administración del banco, que será quién decida la persona que asuma el máximo cargo, con funciones ejecutivas o no.

Artículos relacionados