DESDE EL PARQUET

Ercros, liderazgo consolidado

Aún no se ha ce­rrado el primer se­mestre del ejer­cicio de 2018 y el grupo quí­mico Ercros ya ha anun­ciado al mer­cado unas fa­vo­ra­bles pre­vi­siones que le per­mi­tirán cum­plir con los ob­je­tivos anua­les, pese a que la se­gunda parte del año suele tener meses es­ta­cio­nal­mente bajos o in­fe­rio­res.

En concreto, la compañía prevé cerrar los seis primeros meses con un beneficio de 27 millones de euros, lo cual supondrá un avance del 12,7% respecto a las ganancias contabilizadas en el mismo período del pasado año. Ercros estima además que alcanzará un Ebitda de 41 millones de euros, un 6,44% superior.

La estimación, que según el grupo se ha realizado sobre la base de los resultados cerrados al mes de mayo y la visibilidad del mercado en junio, refleja el mantenimiento del perfil de actividad del primer trimestre del año, así como en la favorable situación de los principales mercados en los que opera.

Ercros cuenta con tres grandes unidades de negocio: Derivados del Cloro, Química Intermedia y Farmacia, que le permiten lograr una equilibrada diversificación. Respecto a la división de Derivados del Cloro, el grupo ha recibido en estos días la autorización por parte de la Generalitat de Catalunya para acometer una nueva ampliación de la capacidad de la planta de producción de cloro y sosa cáustica de la fábrica de Vila-seca I.

El grupo espera así optimizar la utilización de los equipos e instalaciones ya existentes asociados a la tecnología de membrana. Esta es la tercera vez que Ercros amplía dicha planta, en esta ocasión con 26.000 t/año adicionales, con el fin de maximizar la positiva evolución actual de la demanda.

Cuando dicha inversión esté operativa, a mediados de 2019, la capacidad global de producción de cloro será de 217.000 t/año, con lo que Ercros consolidará su posición de liderazgo en el mercado ibérico con una tecnología respetuosa del medio ambiente y con las directrices de la UE.

Todo ello además acompañado con un notable esfuerzo por cuidar al accionista. Al respecto, la sociedad tiene previsto una retribución con un “payout” máximo: del 35% del beneficio consolidado de 2017, con el objetivo de ir subiéndolo un 5% anual hasta 2020 hasta alcanzar un 50%. Para ello la vía preferente será la recompra de acciones, aunque con el reparto de un dividendo de al menos el 12% del beneficio consolidado de 2017; del 14% el año siguiente; del 16% en 2019; y del 18% del beneficio consolidado de 2020.

Con estos números sobre la mesa, no es de extrañar que las acciones de Ercros se estén moviendo en sus niveles más altos en una década. Solo en lo que va de año, acumula una revalorización de más del 50%, consolidando la fuerte tendencia alcista que viene desarrollando desde mediados de 2016.

En ese período, el precio de las acciones del grupo se ha multiplicado por más de siete, lo cual ha elevado su capitalización hasta cerca de los 500 millones de euros.

Artículos relacionados