DESDE EL PARQUET

PharmaMar, poco más que un plan

La junta de ac­cio­nistas de PharmaMar pre­vista para fi­nales de junio se pre­senta bas­tante ca­len­tita des­pués del fra­caso del grupo bio­tec­no­ló­gico en el cum­pli­miento de sus prin­ci­pales ob­je­tivos fi­jados hace un año. Un tro­pezón que nadie se es­pera entre los ac­cio­nis­tas.

El punto más destacado de la asamblea era la aprobación de la solicitud para la comercialización del Aplidin para mieloma múltiple por parte de la Agencia Europea del Medicamente (EMA. Solicitud que fue definitivamente denegada.

El grupo además esperaba por entonces grandes resultados en el estudio de fase III de Zepsyre en pacientes de cáncer de ovario platino-resistente. Sin embargo, el grupo tuvo que reconocer el pasado mes de enero que no había logrado el “objetivo primario” del ensayo, lo que supuso una nueva decepción y un fuerte varapalo para su cotización.

Entre junta y junta, la compañía ha perdido en Bolsa más de la mitad de su valor. Solo en lo que va de año su cotización se desploma del orden un 30% y muchos accionistas esperan al consejo de administración con los colmillos afilados.

Para reducir tensiones, el grupo biotecnológico ha trabajado a marchas forzadas en las últimas semanas con el fin de presentar en estos días un nuevo plan estratégico que sirva para recuperar la ilusión de su accionariado.

El principal foco de atención de su nuevo plan estratégico respecto a sus investigaciones ha vuelto a ser el Zepsyre. Pero en este caso para el cáncer de pulmón donde el producto ya ha demostrado importantes avances. El grupo ha recalcado además que para este año está trabajando en otros dos productos con múltiples aplicaciones que pese a estar en una fase muy incipiente muestran unas cualidades muy esperanzadoras.

Aunque el plan estratégico pueda tener una buena acogida en el corto plazo, los expertos no creen que sean lo suficientemente convincentes para recuperar la confianza perdida tras las innumerables decepciones acumuladas en el último año.

Y el comienzo del 2018 tampoco está siendo nada sencillo. En el primer trimestre, las pérdidas de PharmaMar han alcanzado los 1,32 millones de euros. Aunque también es verdad que se han reducido un 46% respecto a las pérdidas contabilizadas en igual período del año pasado pese a que los ingresos del grupo se redujeron un 2%, a 44,7 millones de euros.

De hecho, los analistas que siguen al grupo se muestran bastante prudentes respecto al valor. Stifel Markets recomienda mantener con un precio objetivo de 1,75 euros, mientras que el BBVA aconseja infraponderar con un precio objetivo de 1,87 euros. Por su parte, Intermoney, pese a recortas recientemente su estimación sobre el valor hasta los 2 euros, se mantiene moderadamente optimista con una recomendación de comprar.

Los títulos del grupo farmacéutico cotizan en la actualidad en torno a 1,7 euros cuando hace apenas un año se cruzaban en el mercado a algo más de 4 euros. Un desplome en vertical que complica muy mucho su perfil técnico en el corto y medio plazo, aunque de momento se mantiene lejos de su principal suelo sobre 1,3 euros.

Artículos relacionados