DESDE EL PARQUET

CAF no teme al lobo feroz

En los foros bur­sá­tiles no se deja de ha­blar en estos días de cuáles son las em­presas que más se pueden ver afec­ta­das, para bien o para mal, de la for­ma­ción del nuevo Gobierno en España.

Uno de los valores que más comentarios viene suscitando es CAF, compañía que se situaba entre las mejor colocadas para sacar provecho del megaproyecto para la renovación de la red de cercanías de Madrid.

Hay en juego cientos de millones de euros que podrían estar ahora en el aire ante el juego de poder de las inversiones autonómicas.

Pero más allá del posible parón de este proyecto, CAF sigue trabajando intensamente para engordar su cartera de pedidos, que mantenga la magnífica marcha del grupo en los últimos años. En este sentido, destacan los recientes contratos en Vitoria y las Islas Mauricio para lo provisión de nuevos trenes.

El grupo ha sido además seleccionado recientemente como “preferred bidder” por KeolisAmey para suministrar unidades diésel (DMU) de última generación para la franquicia ferroviaria de Wales and Borders. Este anuncio se produce después de que el Gobierno de Gales haya adjudicado a KeolisAmey el contrato para operar dicha franquicia Wales and Borders durante un período de 15 años, que se iniciará en octubre de 2018.

CAF actualmente se encuentra en la fase final de las negociaciones del contrato que abarca el suministro y mantenimiento de 44 unidades de dos coches y 26 unidades de tres coches, que se prevé entren en servicio en septiembre de 2022, así como otras siete unidades de dos coches que se entregarán en septiembre de 2024.

Las unidades se basan en la plataforma Civity UK, vehículo diseñado para servicios regionales y de cercanías, que dispone de la última tecnología en seguridad, confort y conectividad. El montaje final de las unidades se realizará en las nuevas instalaciones de CAF en Celtic Business Park, Newport (Gales del Sur), que se prevé esté operativa en otoño de 2018.

Las instalaciones de Newport son una parte fundamental de los planes del constructor ferroviario navarro para la implantación y el crecimiento de su negocio en el Reino Unido. La fábrica creará cerca de 300 nuevos puestos de trabajo y potenciará la industria ferroviaria del país, ya que entre otras cosas, la compañía planea potenciar el desarrollo de un "grupo" de empresas locales y nacionales para el suministro de componentes para la fabricación de sus trenes.

La inversión de CAF para poner en marcha su nueva fábrica en Reino Unido supera los 30 millones de libras, y recibirá un importante apoyo a través de subvenciones de los programas de inversión del Gobierno de Gales.

Un proceso de internacionalización del grupo que está recibiendo el visto bueno por parte del mercado. Su cotización acumula una revalorización de más del 20% en lo que va de año, pese a los ajustes sufridos por el mercado por las tensiones políticas y la guerra comercial internacional que puede encarecer las materia prima. CAF cotiza sobre los 42 euros por acción muy cerca de sus máximos absolutos.

Artículos relacionados