Desde co­mienzo de año, todos los in­di­ca­dores ha­blan de re­ce­sión el pró­ximo año

Alerta en las Bolsas mundiales: una bomba de tiempo está a punto de reventar

El mayor fondo del mundo ad­vierte del riesgo ba­jista de la ma­yoría de los va­lores de Wall Street

Lunes  en las bolsas mundiales
Bolsa de Nueva York

Estados Unidos en­ciende las alar­mas. Cada vez existen más in­di­cios de que el ciclo al­cista de la eco­no­mía, que se inició en 2010, se en­cuentra pró­ximo a ex­pi­rar. Llega el mo­mento del examen a quienes han aler­tado sobre la exis­tencia de una bur­buja bur­sátil aus­pi­ciada por los tres bi­llones y medio de dó­lares que ha in­yec­tado el banco cen­tral es­ta­dou­ni­dense para sacar al país de la re­ce­sión. EEl úl­timo in­di­cador de alarma ha lle­gado de la mano de Bridgewater, el mayor hedge fund del globo, que ha puesto en rojo la ma­yoría de los va­lores de la Bolsa de Wall Street.

Hace un par de meses, Legal & General Investment Management ya puso en el grito en el cielo, cuando sobre una matriz de 19 indicadores, nueve de ellos se habían situado en rojo, indicadores que anuncian una recesión en 2019. Entre estos barómetros se encuentran la deuda pública y el déficit del sector público, el coste de la deuda corporativa, los márgenes de beneficios o las demandas de empleo o los niveles de desmepleo.

“Somos bajistas en casi todos los activos financieros”. Con este contundente aviso se pronunciaba Bridgewater Associates, el mayor hedge fund del mundo, hace unos días. Se trata de una sociedad que maneja la nada despreciable cifra de 150.000 millones de dólares (unos 120.000 millones de euros).

La Bolsa de Wall Street ha sancionado esta corriente de prudencia con una caía de 1.400 puntos en el indicador Dow Jones en los últimos cuatro meses, hasta dejarlo ligeramente por encima de los 25.000 puntos. Llega el turno para los tremendistas que han alertado de que el mercado de valores estadounidense (y por ende el mundial) se encontraba en una burbuja bursátil por culpa de la Reserva Federal, que inyectó 3,5 billones de dólares para sacar al país de las garras de la recesión.

Dinero barato

“Este dinero a precio de saldo ha permitido mantener las cotizaciones de la bolsa de una manera ficticia durante años. Cuando la Fed retire los estímulos monetarios, el mercado se derrumbará”, comentan fuentes de mercado. Estos vaticinios se encuentran cada vez más cerca de enfrentarse al juicio de la realidad.

La Fed ya ha dado la vuelta a los tipos de interés y, salvo momentos como el reciente de cambio en el mando del supervisor bancario, se estima que puede imprimir de un ritmo de subida de tipos del orden del cuarto de punto cada trimestre.

“El año 2019 se perfila como un periodo peligroso para la economía, ya que el estímulo fiscal se dispara mientras que el impacto del endurecimiento de la Fed está llegando a su punto máximo”, señala Bridgewater, que recuerda que los mercados de valores constituyen la principal financiación de las empresas, con lo que el riesgo se encuentra a la vuelta de la esquina.

Artículos relacionados