News Links

España: líder en feminismo y ejemplo en Europa con Rajoy y Sánchez de superstars

Editoriales y co­men­ta­rios en la prensa in­ter­na­cional se des­hacen en elo­gios y plan­tean el di­lema para el euro. Italia o España

Sanchez y Rajoy- ...
Sanchez y Rajoy- ...

No paran de qui­tarse el som­brero por el ejem­plar re­levo de poder en España como muestra de unas ins­ti­tu­ciones en­gra­sadas y de una so­ciedad ma­dura. Y sobre el Gobierno de 11 mi­nis­tras y 6 mi­nis­tros, acuden a la cal­cu­la­dora en busca de por­cen­tajes y sólo salen de su asombro con pa­la­bras de re­co­no­ci­miento: 64,7% de ellas y 35,3% de ellos sin contar a Sánchez, que quedan en 61,1% y 38,9% con el pre­si­dente del Gobierno.

Estos días hay literalmente centenares de informaciones, titulares y artículos en la prensa internacional sobre España y el Gobierno Sánchez. The Economist, por ejemplo, revista de cabecera de la City londinense, publica en su último número de este sábado dos piezas. Pero como no ha llegado a tiempo para la edición en papel, un tercer texto en su portal de la web, acompañado de un gráfico con el ránking gubernamental de feminismo, sitúa al Ejecutivo recién estrenado como el número uno de Europa, tras superar en mucho a Suecia y Francia. El último: la Hungría de Viktor Orban, con cero patatero.

The Economist atribuye a Pedro Sánchez un primer mérito: ‘Hacer todo lo posible para rectificar el desequilibrio’ de mujeres en Europa, que hasta ahora representaban sólo el 28% de los Gobiernos. Y pone al presidente español en el mismo plano que cuando el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, nombró un Gabinete paritario y le preguntaron por qué lo hacía. Dejó secó al más pintado: ‘Porque estamos en 2015’.

No sólo es el número de mujeres ministras. Cuenta además, y lo hacen notar muchos medios europeos y norteamericanos, las carteras asignadas. Incluyen algunas de las más importantes, como Defensa, Economía, Hacienda y Educación. En su conjunto, integran un ‘dream team’ que ‘merece una oportunidad, por España y por Europa’, como afirma Le Monde en un editorial que se derrite en elogios.

Es un editorial entre unos cuantos muy significativos este fin de semana. Se titula ‘El nuevo Gobierno español, un antídoto para el populismo’. Es ‘decididamente proeuropeo, audazmente femenino y políticamente coherente’, lo que trae un ánimo ‘reconfortante’ en estos tiempos de populismo desenfrenado en Europa. También es ‘centrista, creativo y moderado’, lo que proyecta tranquilidad a la parte de la sociedad española que quería cambio pero que también está preocupada por la inestabilidad.

Para el diario de referencia francés, Sánchez ha subido ‘un peldaño’ en el camino a la igualdad en Europa, y ‘es de esperar que el siguiente peldaño sea que deje de ser noticia el número de mujeres’ en un determinado Gobierno. En cierta medida, Le Monde ya casi le concede a Sánchez también ese mérito, al decir que ante la fragilidad parlamentaria de sus 84 diputados, a la hora de escoger a su equipo ‘ha dado prioridad a la competencia’ de cada una y cada uno.

El editorial The Economist completa la cobertura sobre el repentino paso de Rajoy a Sánchez, quien ha formado ‘un Gobierno tranquilizador’. El análisis cuenta todo lo que ha pasado en los últimos días y profundiza, como los demás medios internacionales, en los grandes retos que tiene por delante el nuevo Gobierno. Entre ellos, por supuesto, el desafío separatista en Cataluña.

Pero en el editorial, la revista parece querer despedir a Rajoy con un palmada y algo más. Se titula ‘Lo que España debe al echado Mariano Rajoy, y lo que Italia debería aprender de él’. España es vista hoy en Europa y en el mundo del dinero como un país ‘en positivo, al contrario que Italia, que tiene mucho que aprender de su primo de la Península Ibérica’.

La despedida a Rajoy es cariñosa y fundamentalmente a favor, aunque también le riñe por ser ‘adusto’, por su ‘cabezonería’, sus ‘limitaciones’ y su incapacidad para evitar que ‘el drama en Cataluña se convirtiera en una crisis’. Pese a ello, coincide con el ex: ‘Deja España en mejor estado que Italia, y no sólo en lo económico, sino en lo político’.

Al comparar de nuevo a los dos países del sur de Europa, el editorial destaca la ausencia de partidos populistas en España en comparación con Francia, Italia, Polonia, Hungría ‘y muchos otros’. Y para remate, ‘la tolerancia con los refugiados e inmigrantes ha sido una impresionante característica de la democracia española’. Total, que los españoles le deben decir ‘muchas gracias’ (en español) a Rajoy.

En EEUU sobresalen este fin de semana, aparte de todo lo que se ha publicado ya, dos columnas concretas. En la revista Time, la parlamentaria liberal británica Jo Swinson agradece a Sánchez el nombramiento de su Gobierno con una fina ironía: ‘Ha demostrado a los líderes del mundo algo muy sencillo pero notable: que puedes tener más mujeres que varones en tu Gobierno sin que el país se venga abajo’. También Swinson destaca que ministerios sensibles hayan ido a parar a manos femeninas, hace comparaciones porcentuales con Reino Unido, con EEUU e incluso con Finlandia. Su mensaje: ‘Necesitamos más políticos como Sánchez que prediquen con el ejemplo’.

En The Washington Post, el columnista Matt O’Brien, especializado en economía, vuelve a la comparación España-Italia. El aspecto del populismo que destacan mucho otros queda empotrado en su análisis económico desde el título, un tanto asfixiante: ‘El euro afronta dos futuros posibles, España o Italia’.

O’Brien no llega al punto de especular con la muerte el euro, pero da a entender que si se sigue el camino de España la eurozona volverá a ‘remontar vuelo’, mientras que si se italianiza se llegará a ‘un largo estancamiento’, con ‘los partidos populistas decididos a despedazar el actual concordato con Europa’. Por tanto, añade, ‘la cuestión no es tanto si Europa acaba más como Europa o como Italia, sino cuál de estos dos países puede convertir al otro’.

En lo económico, España va ganando: ‘Ha crecido tan rápido que su PIB es un 3,3% superior al anterior a la crisis, mientras el de Italia todavía es un 5,5% por debajo’. Y las variables políticas influyen: ‘Los mercados apenas reaccionaron cuando el Gobierno español cayó la semana pasada, pero entraron en pánico con Italia’.

Artículos relacionados