News Links

Adiós al ‘indestructible’ Rajoy y la pregunta del día: 'Who is Mr. Sánchez?'

Y poco miedo en Europa: ‘Tres de los cuatro prin­ci­pales par­ti­dos, in­clu­yendo el so­cia­lista, son proeuro­peos’

Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy.

No llegó la di­mi­sión que al­gunos le pe­dían para evitar eso que se ha dado en de­no­minar ‘Gobierno Frankenstein’, pero en cual­quier caso en el mundo, sobre todo en Europa, ya es­taban des­pi­diendo a Rajoy desde bas­tante antes de la vo­ta­ción de la mo­ción de cen­sura. Y lo si­guen ha­ciendo. En todos los idio­mas, es­pe­cial­mente en in­glés, fran­cés, ale­mán, ita­liano. Y en bi­lin­güe, con un so­noro ‘Adiós, Mr. Rajoy’ que en algún caso ol­vida la tilde y en otros des­cuida la coma.

La gran prensa internacional despide a Rajoy este viernes con cierta solemnidad. Con titulares destacados en primera plana algunos, como Le Figaro o Financial Times, que incluso publica la foto de Rajoy despidiéndose de sus colegas del hemiciclo. Otros insertan llamadas más breves también en portada, como The Wall Street Journal o The New York Times.

Y por supuesto, con crónicas del debate y análisis de los años del Gobierno del PP. Con elogios al atribuirle el mérito de levantar la economía desde lo más profundo del paro, de la crisis y del rescate financiero, hasta el punto de que ‘lideró a su país desde la cuasi quiebra a la recuperación económica’, en palabras de The Economist. Con severos reproches por la corrupción. Y con la recopilación de todo lo que ha tenido que lidiar, desde la deriva en Cataluña a la caída inexorable en los sondeos de la estimación de voto para el PP.

Michael Stothard y Mehreen Khan firman en FT una crónica titulada ‘Rajoy afronta su destino’ en la que llaman la atención de que ‘el legendario presidente indestructible’ se evadió de la tormenta política el jueves en un restaurante madrileño…, durante ocho horas’. Y subrayan que en Bruselas, el cambio de Gobierno ‘no podía llegar en una hora más febril’, con la agitación en Italia y la guerra comercial desencadenada por Trump a Europa.

En The Wall Street Journal, que publica un editorial tremendamente crítico con la Casa Blanca por ‘la innecesaria guerra comercial con los mejores amigos de EEUU’, la corresponsal Jeannette Neumann da cuenta de cómo han ido erosionando el apoyo a Rajoy los escándalos de corrupción y las ‘medidas impopulares que impuso para evitar el colapso económico de España durante la crisis de deuda de la Eurozona’. En Le Monde, Sandrine Morel destaca como otros muchos que fue el PNV el que ‘selló’ el destino de Rajoy. Y en Les Echos, Cécile Thibaud sentencia: ‘Para Rajoy es un golpe duro’.

Y así muchos más. Pero al mismo tiempo del adiós a Rajoy, hay curiosidad por lo que va a pasar en España y sus repercusiones en la UE. Hay un consenso: pese al desafío de los separatistas catalanes, ‘España no es Italia’ en cuanto a riesgo. Por un lado, la economía va mejor, con uno de los crecimientos más altos de Europa; y por otro, ‘tres de los cuatro principales partidos, incluyendo lo socialistas, son proeuropeos’, como señala The Economist. Por tanto, no asoma miedo a un Gobierno antisistema.

Lo mismo dice Richard Barley en The Wall Street Journal: ‘El clima político en España es mucho más pro-europeo’ que en Italia. Y en Bloomberg, Charles Penty y Maria Tadeo puntualizan ‘para alivio de los inversores’, que Sánchez se ha comprometido a mantener los Presupuestos de Rajoy

El interés se centra en Pedro Sánchez. En cómo el nuevo va a poder gobernar con sólo 84 diputados de 350. En si va a haber o no un gobierno Frankenstein. En cómo va a enfocar el ‘diálogo’ que ha ofrecido al Govern. Alguno recuerda, como hace Hans-Christian Roessler en el Frankfurter Allgemeine Zeitung, que no hace muchos días el nuevo presidente del Gobierno español llamó ‘racista’ a Quim Torra, pero que ahora se ha mostrado dispuesto ‘a tender nuevos puentes’.

La pregunta sobre quién es Pedro Sánchez flota en todos los medios, y la hace literalmente FT: ‘¿Who is Sánchez?’. Y así la responde el diario de la City: ‘Mr. Sánchez es un político de centroizquierda proeuropeo que hasta hace una semana parecía marginado en el debate político y muy lejos de llegar al poder’. Añade: ‘Hace dos años combatió en una implacable lucha por el poder dentro de su propio partido. Ha perdido dos elecciones y su estimación de voto desde hace mucho tiempo es floja en comparación con los rivales, como el partido liberal Ciudadanos’.

Más todavía: ‘Los críticos lo tilden de oportunista por presentar la moción de censura. ‘Todo el mundo sabe que Pedro Sánchez nunca va a ganar unas elecciones y esta es la razón de la moción’, dijo Rajoy’. Y termina FT su rápido esbozo de Sánchez: ‘Pero ha resultado ser una jugada maestra’. El diario recuerda que a veces llaman ‘Don guapo’ a Sánchez, quizás porque en una entrevista hace un par de años tuvo que responder a una pregunta sobre el particular y dijo que se consideraba ‘guapo a secas’.

Artículos relacionados