Monitor de Latinoamérica

A.T. Kearney sitúa a la eco­nomía me­xi­cana como la más in­tere­sante del área

México supera a Brasil en atractivo como mercado inversor

La in­cer­ti­dumbre elec­toral afecta a dos países clave para las firmas es­pañolas

Billetes y monedas brasileñas
Billetes y monedas brasileñas

Brasil y México, los prin­ci­pales mer­cados para las firmas es­paño­las, no pasan por su mejor mo­mento en lo que atrac­tivo in­versor global se re­fiere, afec­tados por in­cer­ti­dum­bres po­lí­ticas y eco­nó­mi­cas. Ambos países si­guen siendo los más in­tere­santes de Latam y los únicos de la re­gión iden­ti­fi­cados entre los 25 pri­meros des­tinos mun­diales para la in­ver­sión en el úl­timo in­forme de A.T. Kearney, en el que el que México se ubica por pri­mera vez como el más in­tere­sante del área por de­lante de Brasil.

Según el ‘Indice de Confianza de la Inversión Extranjera Directa 2018’ de la consultora A.T. Kearney, México se sitúa este año como el país más atractivo de Latam para recibir IED, lo que sucede por primera vez en 20 años, si bien este salto es efecto casi exclusivo de la reducción de las perspectivas sobre Brasil. Pese al liderazgo, México se mantiene en la posición 17 a nivel global, mientras que Brasil cae 9 puestos, al lugar 25, en la consulta que la firma realiza cada año entre los principales líderes empresariales del mundo.

En el lado positivo México exhibe para los inversores las reformas estructurales impulsadas en el sexenio Peña Nieto, “que han fortalecido el flujo de inversión y la dinámica de competitividad, sobre todo en los sectores energético y de telecos”, así como su especial relación comercial con EEUU, según el informe. “En los últimos años, el Gobierno ha tomado medidas para mejorar el entorno de inversión, incluido el aumento de los controles de precios del combustible, la privatización del sector hidrocarburos y el establecimiento de zonas económicas especiales”, se señala. La IED creció el 11%, a 29.700 millones en 2017 y se espera que el PIB crezca el 2,3% en 2018 y el 3% en 2019.

No obstante, el informe apunta a que la renegociación en curso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), elemento central en la dinámica de flujos de inversión para el país, arroja sombras sobre el futuro y mantiene en espera decisiones empresariales de fortalecer o reenfocar inversión en México según lo que se pacte en el acuerdo final. “La tensión en la relación comercial e inversora con EEUU es un riesgo para la llegada de IED”, ya que EEUU es la fuente principal de llegada de capital (el 44% de los flujos en 2016)”, se indica.

A ello se suma un entorno electoral que crea incertidumbre. México acude a las urnas para elegir presidente el 1 de julio y en los sondeos aparece como favorito el candidato menos ‘business-friendly’, López Obrador. Las presidenciales se siguen con inquietud, “ya que la inestabilidad política en un mercado emergente es un factor para elevar o reducir inversiones”, señala el informe, que recuerda que “el candidato en cabeza en los sondeos, López Obrador, ha puesto en tela de juicio la integración económica global de México y señalado que buscará un referéndum sobre la privatización del sector energético”, posiciones “populistas” que han ganado apoyo en el país “ante la retórica anti-mexicana de la Administración Trump” y los casos de corrupción”.

Según el director general en México de A.T. Kearney, Ricardo Haneine, las presidenciales podrían generar desafíos para los inversionistas y “ya se infiere que puede darse una pausa” en los flujos de capital si el candidato que hoy se pronuncia por estrategias económicas más proteccionistas gana las elecciones.

En Brasil, donde la confianza inversora registra la caída más drástica (y tercera consecutiva en el ránking), debido a la incertidumbre, .la economía sigue generando dudas para los inversores, pese a que los entes internacionales pronostican que tras la recesión de 2015-16 y el retorno al crecimiento de 2017 el país crecerá el 2% en 2018 y 2019. Sobre el país pesan las consecuencias del escándalo Odebrecht, que salpica a políticos clave, incluido el presidente Temer y que afectan a unas presidenciales de octubre que son una de las más inciertas en mucho tiempo. Con el candidato que partía como favorito, Lula, preso y probablemente inhabilitado en agosto como aspirante por el TSE, el panorama está muy fragmentado. No obstante, “y pese a la inestabilidad político-económica y la percepción de mala administración” Brasil sigue siendo un mercado clave de inversión por el tamaño de su mercado, según A.T. Kearney, que recuerda que en 2017 captó 60.000 millones en IED (+4%).

EEUU lidera en 2018, por cuarto año, el índice de la consultora, por delante de Canadá, Alemania, Reino Unido, China, Japón, Francia, Australia, Suiza e Italia, que se sitúan en el top-ten de mercados con mayor atracción para la inversión exterior. Por encima de México se sitúan también India, Singapur, Holanda, Suecia, España y Nueva Zelanda. Brasil tiene además por delante a Corea del Sur, Irlanda, Dinamarca, Bélgica Portugal, Noruega y Austria.

Artículos relacionados