Ibercaja se anota el menor re­sul­tado y Unicaja sufre la mayor ratio de mora

Kutxabank marca distancias en el pelotón de bancos pequeños por beneficio y morosidad

Abanca aún no ha pu­bli­cado sus tri­mes­trales en plena tor­menta sobre su ma­triz Banesco

Kutxabank
Kutxabank

Evolución muy dispar en el arranque del ejer­cicio para los pe­queños bancos pro­ce­dentes de las dis­tintas fu­siones de las an­ti­guas cajas de aho­rro. Kutxabank es la que muestra el mayor be­ne­ficio y la mejor mo­ro­si­dad, a la es­pera de que Abanca pu­blique sus cuentas hasta marzo en pleno con­flicto de su ma­triz Banesco con el Gobierno ve­ne­zo­lano de Nicolás Maduro. En cuanto a be­ne­fi­cios, Ibercaja queda como el fa­ro­lillo rojo por los costes de su ERE y Unicaja aún so­porta una mo­ro­sidad su­pe­rior al 8%.

Kutxabank, el grupo creado con la fusión de las tres cajas de ahorros vascas, ha arrancado el actual ejercicio con una ventaja considerable respecto a los otros bancos creados de las distintas integraciones de antiguas cajas de ahorros, casi como en un intento de desmarcarse del grupo de aquellas pequeñas entidades que pudieran ser objeto de alguna fusión como sujetos pasivo.

El banco presidido por Gregorio Villalabeitia ha cerrado el primer trimestre con un beneficio de 101 millones de euros, un 12,1% más en la comparativa interanual y con una morosidad que ya se ha rebajado hasta el 4,79%, un nivel más que aceptable tras toda la crisis vivida.

De hecho, Kutxbank se aproxima, aunque con alguna distancia, a un Bankinter que siempre ha rechazado incluirse entre los bancos más pequeños (los conocidos como los siete enanitos de la banca española, hasta la integración de BMN en Bankia). Eso sí, el grupo en manos de Jaime Botín ha logrado un beneficio de 143 millones de euros al cierre de marzo y una ratio de morosidad envidiable del 3,05%, la más baja entre los principales bancos del país.

La ventaja del grupo vasco puede ser relativa, ya que Abanca aún no ha presentado sus resultados del primer trimestre. Su presidente, Juan Carlos Escotet, se ha volcado sobre la delicada situación de Banesco, su matriz venezolana, ante la intervención de la entidad por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Siempre muy madrugadora a la hora de ofrecer sus resultados, Abanca ya registraba una morosidad al cierre del ejercicio de 2017 de un 4,7%, casi el mismo nivel alcanzado en el primer trimestre del año por Kutxbank. El beneficio del grupo gallego logrado durante el pasado año ascendía hasta los 367 millones de euros.

Descolgados

La peor situación tras el primer trimestre ha sido tanto para Ibercaja, Unicaja y Liberbank, aunque sus cuentas parecen haber gustado en los mercados tras las pérdidas asumidas en el ejercicio de 2017 por los distintos saneamientos realizados por la entidad gestionada por Manuel Menéndez.

La Ibercaja presidida por José Luis Aguirre ha sufrido en sus cuentas el coste del ERE (expediente de regulación de empleo) firmado el año pasado con los sindicatos. Su beneficio se ha quedado tan sólo en 22,6 millones de euros, un 40,2% menos, aunque sin el impacto de la reducción de la plantilla se habría incrementado un 81% hasta los 90,4 millones de euros.

La entidad con sede social en Zaragoza ha reducido su ratio de morosidad hasta el 7,6%, algo por debajo del 7,8% de Liberbank, cuyo beneficio neto se ha reducido un 9% hasta los 29 millones de euros.

Unicaja, por su parte, casi duplica el beneficio de las dos entidades anteriores, al haber alcanzado los 57,4 millones de euros durante el primer trimestre, un 13% más en la comparativa interanual. Eso sí, su morosidad es la más elevada en la actualidad de los principales bancos españoles, ya que aún se sitúa en el 8,4%.

Artículos relacionados