DESDE EL PARQUET

Catalana Occidente rentabiliza su BPA

La de­pen­dencia del mer­cado in­te­rior, que su­pera el 77% de su ne­gocio glo­bal, no está siendo un obs­táculo para que Catalana Occidente siga aca­pa­rando re­co­men­da­cio­nes. La más re­ciente ha sido la me­jora del precio ob­je­tivo hasta los 49 euros por ac­ción, por parte de JP Morgan.

Esta estimación supone un potencial de revalorización de más de un cuarto de su valor. Y lo que es más importante, de confirmarse representaría un nuevo máximo histórico del grupo asegurador.

La firma de inversión, de hecho, no duda en aconsejar a sus inversores sobreponderar el valor desde su anterior recomendación de neutral. Una subida sustentada en tres puntos clave. Uno de los más importantes es su importante historial de crecimiento del beneficio por acción. En el período 2010-2017 ha experimentado un crecimiento medio del 8,7%, a pesar de que incluye dos años de recesión en España, su principal mercado.

Los analistas de JP Morgan consideran además que Catalana Occidente registrará un fuerte crecimiento en el futuro apoyado en la intensa recuperación económica experimentada por el país. De este modo, prevé crecimientos del orden del 9,4% hasta 2020.

Por último, estima que la compañía está ahora en disposición de ir cerrando más acuerdos que le ayudarán a mantener el crecimiento del 9% en su beneficio por acción en el futuro. En este sentido, en la firma destacan la buena evolución en el beneficio de sus dos principales acuerdos desde 2008 que son Atradius en crédito y Plus Ultra en seguro de no vida. Ambos acuerdos representan en la actualidad el 59% y el 5% del beneficio técnico del grupo.

Una valoración que ha sacado de la atonía al valor. Desde los máximos absolutos de principios de año cerca de los 39 euros por acción, las acciones del grupo asegurador habían entrado en una profunda depresión que había llegado a poner incluso en peligro algunos soportes críticos en torno a los 34 euros por acción.

Un ajustes desproporcionado según muchos operadores teniendo en cuenta los buenos resultados de 2017. Catalana Occidente ganó 357 millones de euros el pasado ejercicio, un 10,17% superior al del año anterior. Ahora, el valor vuelve a rondar de nuevo sus máximos, pero convendría observar primero si el movimiento tiene la consistencia suficiente para superarlos y consolidar una nueva tendencia alcista.

Artículos relacionados