MONITOR DE LATINOAMÉRICA

La eco­nomía chi­lena cre­cerá en torno al 3,4% este 2018, el doble que en 2017

Las empresas españolas reactivan su presencia inversora en Chile

Acciona, Sacyr, Ferrovial y Abengoa au­mentan su vínculo con el país an­dino

Sebastián Piñera
Sebastián Piñera

Las em­presas es­pañolas pa­recen pisar el ace­le­rador tras el cambio po­lí­tico en un Chile que siempre fue uno de sus mer­cados de in­ter­na­cio­na­li­za­ción. El giro a la de­recha re­gis­trado con el triunfo de Sebastián Piñera ha ge­ne­rado para las com­pañías mayor ex­pec­ta­tiva de cre­ci­miento y opor­tu­nidad de ne­gocio en un país en el que España es uno de los grandes in­ver­so­res. El au­mento del in­terés coin­cide con la me­jora de la eco­no­mía.

Tras varios años de debilidad, el PIB crecerá el 3,4% (1,5% de 2017). Ferrovial, Abengoa, Sacyr y Acciona han sido las últimas en elevar su presencia allí.

La estabilidad de Chile, que acaba de cumplir 8 años de su ingreso en la OCDE y de celebrar el séptimo aniversario de la Alianza del Pacífico, atrae tanto a grandes multinacionales como a un creciente número de pymes, notablemente las vinculadas al sector de la construcción, alentadas por la apuesta del Gobierno por las infraestructuras. Acciona acaba de anunciar que construirá en tres años cuatro plantas de energía renovable, dos fotovoltaicas en Atacama y Antofagasta y dos parques eólicos en la Araucania, con una inversión de 600 millones de dólares.

Solo dos meses antes, Acciona Energía había reforzado su presencia con otro contrato ‘power purchase agreement’ de suministro de electricidad renovable para Aguas Chañar, dedicada a la producción y distribución de agua. La firma ha suscrito en los últimos tiempos contratos de venta de energía con Google, Falabella, ENAMI y la propia Aguas Chañar.

Por su parte, Sacyr logró este abril pasado su primera concesión aeroportuaria en Chile al adjudicarse la ampliación, construcción y gestión durante 6 años del aeropuerto El Tepual-Puerto Montt (cuarto aeropuerto de pasajeros), en consorcio con Agunsa. Se trata de un proyecto de 29 millones de euros que incluye la ampliación y mejora de la terminal, la construcción de estacionamientos y la ampliación de la plataforma de aeronaves.

Sacyr, a través de su filial de servicios Valoriza, ya se había adjudicado en enero un contrato de limpieza y mantenimiento de estaciones, trenes y otras instalaciones de dos líneas del metro de Santiago por 30 millones de euros y, meses antes había elevado su presencia con un contrato para la red de media y baja tensión en las regiones IV, V, VII, VIII y IX.

Constructoras

Asimismo, Ferrovial Servicios renovó en febrero su contrato de gestión de activos y mantenimiento de equipos por tres años en la mina de Los Bronces para la compañía Anglo American. Y el pasado abril se adjudicó cuatro nuevos contratos medioambientales para el manejo y tratamiento de contaminantes. El mes pasado también Abengoa elevó su presencia en el país al ganar un proyecto electromecánico para reducir las emisiones de humos en la fundición que la Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco).

Las constructoras españolas se muestran muy activas en Chile, donde a fines de 2017 OHL ganó un contrato minero por 16 millones para dar apoyo a la operación y mantenimiento del canal de conducción de pulpa, relaves y aguas industriales en la mina El Teniente, operada por Codelco.

En febrero de este año OHL había anunciado el fin de la construcción de la Ruta 60, una de las grandes autopistas, integrada en el Corredor Bioceánico. OHL está presente en Chile desde 1981, donde desarrolla infraestructuras como la Autopista Urbana Vespucio Oriente, la Terminal 2 del puerto de Valparaíso, la concesión vial Puente Industrial, actuaciones en la Línea 3 del Metro de Santiago y la construcción de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile.

Chile es clave para compañías del sector gasista como Enagás, que ganó 490,8 millones de euros en 2017 (+17,6%), tras consolidar en sus resultados a la regasificadora chilena GNL Quintero. Los ingresos de la empresa crecieron el 13,7%, hasta 1.384,6 millones, de los que 173,8 millones procedieron de la chilena. O para Gas Natural, que a finales de 2017 decidió elevar su plan de inversiones en el país Chile de 1.700 a 2.500 millones de dólares (+47%) durante los próximos cinco años. Las españolas se muestran también activas en renovables, donde Acciona ha logrado el suministro de 506 GWh anuales y Cox Energy, un contrato de electricidad por 140 gigavatios/hora anuales durante 20 años, elevando la apuesta por un sector en el que ya está Abengoa.

Asimismo, las empresas del sector textil aumentan su inversión en el país: Mango ha alcanzado ya 55 tiendas e Inditex se ha reforzado en Chile con la apertura a finales de 2017 de su tercera tienda de Zara Home. España acaba de participar, además, en Expomin, la feria del sector minero más importante de Latinoamérica, con 30 empresas que se han interesado en acrecentar su inversión en los segmentos de medio ambiente y de la industria auxiliar de la minería.

Actualmente hay unas 600 firmas españolas en Chile, entre ellas y además de las citadas anteriormente, Repsol, FCC, ACS, Telefónica, Abertis, Santander, Mapfre, Planeta, Grifols, Gaes, Iberia, Indra, Nutrexpa, Técnicas Reunidas, Viajes El Corte Inglés y Telepizza.

Artículos relacionados