La ca­dena se ca­lienta en Bolsa ante la po­si­bi­lidad de ima­gi­na­rias ope­ra­ciones cor­po­ra­tivas

Telepizza resucita su tradicional especulación en Bolsa tras el acuerdo con Pizza Hut

La di­mi­sión del con­se­jero Marcos de Quinto llega con la ac­ción en má­ximos de casi dos años

Telepizza
Telepizza

Telepizza re­su­cita sus viejos lau­reles es­pe­cu­la­tivos en Bolsa. La com­pañía que allá por la dé­cada de los 90 se con­virtió en un fe­nó­meno de masas dentro y fuera del par­quet y llenó el bol­sillo de Leopoldo Fernández Pujals (que luego re­pe­tiría pe­lo­tazo en Jazztel) ha hecho el ca­mino de ida y vuelta a la bolsa. La réen­trée tuvo lugar en abril de 2016 y cons­ti­tuyó, en pri­mera ins­tan­cia, un ro­tundo fra­caso. Hasta tal punto que cuando dos años des­pués la ac­ción to­davía caída cerca de un 30%.

Pero no hay mal que cien años dure y la cotización de Telepizza ha encontrado el camino más recto hacia la recuperación de la mano de un acuerdo con Pizza Hut que ha sido recibido de forma entusiasta en el parqué. La acción ha subido hasta los niveles más altos desde septiembre de 2016 después de un gran salto hasta las mismas puertas de los 6 euros. Cuando comenzó el año se situaba alrededor de los 4,7 euros. Por fin una alegría tras muchos meses de decepción.

Ahora la compañía es un hervidero. Telepizza dice que el acuerdo con Pizza Hut le permitirá duplicar las ventas hasta los 1.100 millones de euros al año. Y, sobre todo, extenderá los poderes de la marca hasta 37 países con más de 500 millones de consumidores potenciales. Y el mercado ha comprado el mensaje con una euforia extraordinaria, sin hacerse demasiadas preguntas sobre un acuerdo por el que Telepizza seguirá desarrollando su marca en España y Portugal.

Pero al mismo tiempo irá transformando sus franquicias en locales Pizza Hut en Latinoamérica. Y también hay una opción de compra de Pizza Hut sobre las acciones de Telepizza en la ‘joint venture’ de nueva creación sobre la que pivota el acuerdo. El precio de esta opción, que se podrá ejercer al cabo de tres años más 18 meses, no se conoce. Por lo tanto, hay un cambio de modelo en marcha en el que la marca Telepizza previsiblemente pesará menos.

La salida del consejero independiente Marcos de Quinto no hace sino alimentar los rumores sobre discrepancias en el consejo acerca de la operación. La marcha del consejo de uno de los hombres fuertes de Coca-Cola llega con la acción de Telepizza en plena consolidación de las subidas de las últimas semanas y después de movimientos accionariales muy significativos que han vuelto a disparar las expectativas de operaciones corporativas sobre la compañía de comida rápida.

Un viejo conocido de la empresa, el fondo de capital riesgo KKR, ha comprado algo más de un 6% de Telepizza en los últimos días y ha elevado su participación desde el 20% hasta el 26%. KKR está muy cerca ya del 30% que le obligaría a lanzar una OPA por la totalidad del grupo. Las nuevas compras se han producido tras el acuerdo con Pizza Hut, una de las operaciones que más unanimidad han despertado entre acciones e inversores en el mercado español en los últimos años.

Los expertos creen que vendrán nuevos máximos en bolsa para Telepizza. Barclays cree que vale 6,40 euros (el precio de mercado no alcanza los 6 euros) y el portugués BPI ve la acción mucho más arriba, en los 7,40 euros. Es decir, muy cerca de los 7,75 a los que redebutó en bolsa hace algo más de dos años con nulo éxito. El tiempo dirá si el celebrado acuerdo con Pizza Hut es capaz de cambiar el rumbo de Telepizza en bolsa. De momento casi nadie se cuestiona la letra pequeña.

Artículos relacionados